EL CULTIVO DEL AZAFRÁN AYUDA A FIJAR POBLACIÓN SEGÚN EL DIRECTOR GENERAL DE INDUSTRIAS AGROALIMENTARIAS Y COOPERATIVAS GREGORIO JAIME RODRÍGUEZ

Recogida del azafrán en Madridejos

La UCLM acogió el pasado mes de abril una Jornada Técnica sobre los usos del Azafrán de La Mancha en la cocina tradicional 

El cultivo del azafrán ayuda a fijar población según se desprende de las palabras del director general de Industrias Agroalimentarias y Cooperativas, Gregorio Jaime Rodríguez, quien intervino el pasado mes de abril en la Academia de Cultura Gastronómica de Castilla-La Mancha durante una jornada técnica organizada en la UCLM. 

“Es un cultivo que combate la despoblación, porque da trabajo y asienta a la gente en el campo, y tiene por tanto su importancia desde el punto de vista agronómico y social”, añadió. 

El azafrán es un cultivo local que da trabajo y mano de obra, además es un aliciente en la cocina para elaboraciones de salados como dulces. Así Néstor Luján y Fernández cuenta en uno de sus libros que el azafrán junto al pimentón fueron muy denostados por los viajeros ingleses, franceses y alemanes en los siglos XVI, XVII y XVIII cuando visitaban España, “hoy en día ocurre todo lo contrario”, expresó el crítico gastronómica Carlos Maribona. 


Carlos Maribona que participó en las jornadas de la Academia de Cultura Gastronómica de Castilla-La Mancha, donde también se presentó “El azafrán de La Mancha en la cocina tradicional” editado por la Fundación Consejo regulardor DOP Azafrán de La Mancha cuyas fotografías y recetas han sido elaboradas por la bloguera gastronómica María gracia Roldán @pinchos y canapés y prologado por Antonio Mateos Jiménez.

Carlos Maribona, en su intervención dijo que “el azafrán permite reforzar y perfumar con su presencia postres como el arroz con leche, las natillas o los buñuelos de crema al azafrán”. 

La palabra azafrán es una palabra de origen árabe según consta en el diccionario de la Real Academia Española y así aparece documentado en libros del siglo XIII. En los años 40 del pasado siglo casi desaparece de las cocinas tradicionales para ser sustituido por otros colorantes. 

El azafrán está ligado a la gastronomía y la cultura; y tiene un valor histórico que ha sido trabajado desde las culturas mesopotámicas hasta los árabes, y que sale adelante porque en las familias, sobre todo las mujeres trabajan este cultivo a lo largo del tiempo. “El azafrán tiene un esfuerzo asociado de familias vinculadas al ámbito rural”, dijo el gerente del Consejo Regulador del Azafrán de La Mancha, Pedro Pérez Juan. 

El envasado, una batalla aún en pie 

El gerente de la DOP Azafrán de La Mancha, Pedro Pérez Juan, intervino en estas jornadas para hablar del envasado en España, “que no siempre por ser envasado en España es español”. “Hay azafranes que no indican el país de procedencia, simplemente se dice que está envasado en España, y esto se hace porque el azafrán español es el que tiene mejor reconocimiento internacional”. 

Este azafrán se suele envasar en Nobelda por una empresa que según el gerente del DOP Azafrán de La Mancha, “que lo que pretende es beneficiarse del etiquetado español, ya que es el azafrán que mejor se vende en el mundo”. 

Según el gerente entre las ventas y la producción entre los años 1997 a 2015 en España existe un desfase de 30 mil kilos más vendidos respecto a la producción, “lo que supone mucho dinero, por ello es necesario que las administraciones competentes nos ayuden a que se exija poner la procedencia del azafrán”. 

La Denominación de Origen Azafrán de la Mancha celebró una jornada técnica sobre los usos del azafrán, donde se presentó el libro de recetas con azafrán y el chef Jesús Monedero cocinó dos de ellas. 

En las jornadas intervinieron, entre otros, el presidente de la Denominación de Origen Azafrán de La Mancha, Leandro Sanz, la vicerrectora del Campus, Fátima Guadamillas, el director general de Industrias Agroalimentarias, Gregorio Jaime y el presidente de la academia de Cultura Gastronómica de la región, Antonio Mateos.

Comentarios