MTNOTICIARIO PASA A LLAMARSE MANXA DIGITAL

EL CONSABURENSE BLAS ARANDA GÓMEZ RECIBE EL PRIMER PREMIO DEL CERTAMEN DE POESÍA FEDERICO GARCÍA LORCA DE BARCELONA



Seis sonetos dedicados a Barcelona, en agradecimiento al apoyo de la Ciudad Condal a la ciudad de Consuegra con motivo de su inundación en 1891, consiguieron el mejor premio del jurado
El consaburense Blas Aranda Gómez recibía hace unos días el primer premio del Certamen de Poesía Federico García Lorca que convoca anualmente Barcelona y que este año cumplía su XXXVIII edición.
Blas Aranda Gómez junto a su familia se desplazaba a la Ciudad Condal a recoger este premio, del que ha informado se siente “orgulloso por cumplir un sueño que ni siquiera había soñado”, y del que dice que escribió pensando en Barcelona.
“El trabajo que presenté comprendía seis sonetos y lleva por título ´Seis diamantes, seis heridas´, que llevaban anejos unas dedicatorias muy especiales, trabajo que escribí pensando en ellos, en agradecimiento a la ciudad de Barcelona y a aquellos barceloneses que en 1891 ayudaron a nuestra ciudad de Consuegra, contribuyendo a levantar las denominadas Casas de Barcelona”, explicó.
Estaba escrito pensando en ellos y llevaba anejas unas dedicatorias muy especiales. El poema lo escribí en agradecimiento al pueblo de Barcelona y a aquellos barceloneses que en 1891 ayudaron a nuestra ciudad de Consuegra, contribuyendo a levantar las casas de Barcelona, y por supuesto, dedicado a don Santiafo Rusiñol y Prats, barcelonés e hijo adoptivo de Consuegra y a “las tres rosas de Consuegra” .
El poema estuvo dedicado a “todos los barceloneses y barcelonesas de entonces que ayudaron sin dudar al pueblo de Consuegra poniendo todos sus medios a nuestra disposición, a D. Santiago Rusiñol y Prats por su impagable labor en Consuegra y a esas “tres rosas”, tres niños que fueron acogidos de los más pobres,  que tuvieron que salir de Consuegra por la necesidad extrema”
Blas Aranda Gómez nació en 1965 y se considera un gran aficionado a la poesía desde pequeño, “en la que ya hacía mis pinitos y gané algún certamen”, y se dedica plenamente a ellas desde hace unos años.
Perteneciente al grupo literario consaburense “Hijos de un río amargo” del que fue cofundador, el trabajo premiado en Barcelona es de los últimos que ha realizado, pues lo dejó terminado el pasado 9 de mayo de 2019.
El XXXVIII premio de poesía Federico García Lorca de Barcelona, Centro Cultural García Lorca asociación de Nou Barris, tiene un primer premio económico de 900 euros y la entrega de una placa de reconocimiento.


Un suceso hecho poesía que une a dos ciudades
“El 11 de septiembre de 1891 una inundación de trágicas consecuencias asoló al pueblo de Consuegra, el río Amarguillo se llevó consigo, oficialmente, 355 vidas, sumiendo en la soledad y desconsuelo a este pueblo y a esta zona”, cuenta el poeta.
A raíz de este suceso desde todos los puntos de España se hicieron eco de esta trágica noticia y se volcaron con el dolor de los consaburenses. Fueron muchos los medios económicos y humanos que llegaron, entre ellos los procedentes de la ciudad de Barcelona.
“Barcelona, tras conocer el suceso, se puso en movimiento para recaudar dinero para ayudar a Consuegra encabezando las peticiones que se realizaron a través de la prensa barcelonesa, entonces formada por periódicos y revistas en papel.
“La Vanguardia, El Diario de Barcelona, La Publicidad, El Diario Mercantil o La Renaixensa se volcaron con Consuegra en publicitar la necesidad de ayuda para recuperar un pueblo con historia propia como es Consuegra”, dice Blas Aranda Gómez.
Además se sumaron otros como El Diario del Comercio, La Dinastía, El Suplemento, El Diluvio, El Diario Catalán y El Noticiero.
“Todos estuvieron pendientes, recogiendo fondos, ayudando al pueblo de Consuegra. Recordamos los consaburenses que en aquella época se recogieron más de 200.000 ptas. Exactamente  206.445,42 ptas, para hacer referencia a un cálculo de la época, un metro de suelo costaba por aquellas fechas 0,40 céntimos de pta. en Barcelona”.
Todos los periódicos hablaban continuamente de la desgracia ocurrida en Consuegra, y la prensa de Barcelona no se quedó atrás y promovió la construcción de una barriada de casas “las llamadas casas de Barcelona”
La cabeza visible de este movimiento solidario fue don Modesto Sánchez Ortiz, director de la Vanguardia, que al frente de un nutrido grupo de periodistas representantes de las publicaciones de Barcelona, permanecieron varios días en Consuegra, colaborando en todo cuanto era preciso en aquellos aciagos días, a la vez que se encargaban de distribuir ropas, utensilios y comestibles que periódicamente enviaban desde Barcelona. Acompañaron, según Blas Aranda Gómez, a éste los señores Andreu, director de El Suplemento, González Rodríguez redactor de El Noticiero y Franch, corresponsal de El Liberal.
“Todos estos catalanes a la vez que se encargaban de promocionar el grupo de casas que después recibió el nombre de Casas de Barcelona y cuyo presupuesto por unidad se cifró en 1900 ptas”.
Blas Aranda Gómez dio sucinta explicación de este suceso que vinculó solidariamente a Barcelona y Consuegra, durante la entrega de su premio, y según el poeta consaburense, al saber esto el día de la entrega del premio “para ellos la sorpresa fue mayúscula, al igual que para María José, descendiente de una de esas ´rosas de Consuegra´ que tuvo la gentileza de acompañarme, sin saber en absoluto nada de lo que yo tenía preparado”.
Blas Aranda Gómez dice que los momentos vivido durante la entrega del premio le quedarán para siempre en la memoria por la emotividad y significado que ha dejado dicho acontecimiento en su vida.
“Ha sido un privilegio contar con este premio y acudir allí con parte de mi familia y algunos amigos que se desvivieron para con nosotros desde el momento en que llegamos. Me siento un privilegiado por todo, por ello no me deja nada más que decir: ¡¡¡QUÉ GRANDE ES LA POESÍA!!!”

Una mención especial en su discurso a Santiago Rusiñol y Prats
El consaburense tuvo una mención especial en su discurso para el catalán Santiago Rusiñol y Prats, quien formó parte de la Comisión especial que desde Barcelona se desplazó a Consuegra, comenta Blas Aranda.
“Santiago Rusiñol y Prats llegó a Consuegra formando parte de la Comisión oficial que desde Barcelona se desplazó hasta Consuegra para llevar a cabo, con los medios recaudados a través de su prensa asociada, una de las más destacadas obras de ayuda que se cuentan en aquellos días”, cuenta Aranda Gómez.
El artista Santiago Rusiñol y Prats recibió el encargo de la asociación de llegarse hasta Consuegra, para de entre las ruinas, recoger tres huérfanos, los tres más pobres, más desgraciados, para llevárselos a Barcelona, bajo la ayuda y protección de la Asociación y recuperó parte del forjado que ayudó a salvar vidas en Consuegra.
Santiago Rusiñol y Prats es hijo adoptivo de la Ciudad de Consuegra.
Una nieta de una de las tres rosas presente en la entrega del premio
María José de Reig Gómez nieta de la tercera “rosa de Consuegra” de las que hablaba don Santiago Rusiñol,  se enteró de este premio que habían concedido al consaburense y le acompañó en la entrega del premio y para ella también hubo palabras especiales. 





Comentarios