MTNOTICIARIO PASA A LLAMARSE MANXA DIGITAL

EL ARCIPRESTAZGO MADRIDEJOS-CONSUEGRA ESTUVO PRESENTE EN LAS XIII JORNADA DIOCESANA DE VOLUNTARIADO DE CÁRITAS TOLEDO CELEBRADA EN MORA


Madridejos, Consuegra, Urda y Villafranca de los Caballeros fueron los cuatro de los seis pueblos de este arciprestazgo que participaron en la programación de los actos 

Voluntariado de Cáritas Madridejos, Consuegra, Urda y Villafranca de los Caballeros, municipios pertenecientes al Arciprestazgo Madridejos-Consuegra estuvieron presentes en la XIII Jornada de Voluntariado organizada por Cáritas Toledo en la localidad de Mora de Toledo el pasado sábado 11 de mayo. 

Más de 30 municipios de la Archidiócesis de Toledo se sumaron a esta jornada, celebrada en el Teatro Principal de Mora, en la que participaron, según la organización, unos 350 voluntarios/as, entre ellos, procedentes de municipios como Almonacid de Toledo, Torrijos, Chueca, Yuncos, Camarena, Corral de Almaguer o Villacañas, quienes estuvieron atendidos por el voluntariado de Cáritas Mora. 

La apertura y bienvenida a la jornada corrió a cargo del alcalde de Mora, Emilio Bravo Peña, que estuvo acompañado por el Arzobispo de Toledo, don Braulio Rodríguez Plaza, el director de Secretariado de Migraciones y delegado episcopal de Cáritas en Toledo, don José María Cabrera, el vicario episcopal de La Mancha, don Emilio Palomo Guío, el director de Cáritas Diocesana de Toledo, don Antonio Espíldora , y el Director de Cáritas Mora, don Vicente Rodríguez. 

Frente al slogan Otros los hacen por algo, nosotros lo hacemos por alguien, el Arzobispo de Toledo dijo que Cáritas Diocesana de Toledo cuenta en la actualidad con 2000 voluntarios de todas las Cáritas Parroquiales de la Diócesis. 

“El voluntario siente el amor de Cristo y lo reparte en cada uno de sus actos de caridad”, dijo monseñor Rodríguez Plaza, quien compartió la jornada con el voluntariado de su Archidiócesis con el objetivo de querer “pasar la mañana en este tiempo de encuentro con el amor de Cristo único”. 

Asociación Nuovi Orizzonti 



El acto central de la jornada fue el testimonio llegado desde la Asociación Nuovi Orizzonti, ubicada en Italia, cuyas representantes Alessandra Melidonis y su traductora Marisa Riboni, dieron cuenta de la historia de la precursora de esta asociación, Chiara Amirante. 

Un repaso a la historia de esta asociación, nacida en 1993, y que hoy es una asociación privada de fieles aprobada por la Santa Sede en 2010, inició la conferencia en italiano, en la que se conoció que la asociación se fundó para la ayuda al necesitado, producto del amor entre Dios y el hombre. 

Esta asociación cuenta con comunidades de acogida, centros de formación, centros de evangelización, las llamadas ciudades del cielo, “donde se vive como en la primeras comunidades cristianas”; todo ello promovido con el carisma de llevar la alegría de Cristo Resucitado. 

La asociación cuenta con dos Ciudades del Cielo o Ciudadela Cielo en Brasil y una en Bosnia-Herzegovina a la que se une la Casa Madre, ubicada entre Roma y Nápoles. 

Alessandra Melidonis definió a la Asociación Nuovi Orizzonti como un Círculo de Amor en el que nuestra historia es una historia de Dios; una asociación donde se vive la alegría como estado de paz interior, alegría que se vive en cualquier circunstancia, incluso en los momentos más difíciles de la vida. 

Acto homenaje a Remedios García-Ochoa 



La jornada contó con un acto homenaje a la voluntaria de Cáritas Mora, Remedios García-Ochoa, al que precedió las palabras del director de Cáritas Mora, Vicente Rodríguez, quien dijo: “está en nuestro voluntariado fomentar nuestro compromiso cristiano en nuestras Cáritas y hacer más fuerte el Proyecto Diakonía”. 

Remedios García-Ochoa fue fundadora de Cáritas Parroquial de Mora, y en esta XIII Jornada de Voluntariado de Cáritas fue obsequiada con un detalle que le entregó el Arzobispo de Toledo, don Braulio Rodríguez Plaza, quien pudo escuchar de la propia Remedios García-Ochoa, la “oración del voluntario”, escrita por ella misma, y agradecida, tras su lectura, por todos los voluntarios y voluntarias reunidos. La voluntaria, mayor de edad, agradeció este homenaje en nombre del voluntariado que empezó en Cáritas Mora. 

Entrega de diplomas de la I Escuela de Acompañantes (Proyecto Diakonía) 

Foto: Cáritas Toledo

Un numeroso grupo de voluntarios y voluntarias de las cáritas de la Archidiócesis de Toledo recibieron el diploma de la I Escuela de Acompañantes, proyecto integrado en el l proyecto madre, Proyecto Diakonía. Entre los que recibieron este diploma se encontraban voluntarios de Cáritas Consuegra. 


Tras la entrega de diplomas todos los reunidos acudieron a la parroquia de Santa María de Alta Gracia donde se celebró la Eucaristía concelebrada y presidida por Monseñor, don Braulio Rodríguez Plaza. 

El alcalde de Mora, que aperturaba el acto informó que el Ayuntamiento de Mora colabora con Cáritas y puso en valor la labor del voluntariado en el municipio, así se prestó a seguir ofreciendo su apoyo y ayudo. 

Comida y cierre de jornada




La jornada se cerró con la comida, una paella, que reunió al voluntariado de Cáritas en la carpa del Auditorio Municipal. 

Fueron muchos los voluntarios que colaboraron con donativos con la Asociación Nuovi Orizzonti, cuyas representantes visitaron la ciudad de Toledo, tras el cierre de la jornada acompañadas por miembros de Cáritas Toledo. 





Comentarios