VOX MADRIDEJOS. EL PROGRAMA.

JUEVES SANTO “SIN ENCUENTRO”




La lluvia no ha permitido este Jueves Santo 2019 que la Virgen de los Dolores de la Caridad llegase al encuentro con su hijo, Jesús Nazareno. 

La procesión del Jueves Santo en Madridejos no culminó como cada año, ni tuvo uno de los detalles más esperados por los madridejenses y visitantes, “El Encuentro”, entre la Madre y el Hijo, debido a que las condiciones meteorológicas no permitieron que la procesión tuviese el curso de costumbre. 

Las cofradías del Santísimo Cristo del Prado, del Sepulcro y Prendimiento de Jesús (organizadora de esta Semana Santa 2019), de San Juan de Jerusalén y de Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Piedad hicieron su salida de la Caridad, bajo un cielo que iba encapotándose poco a poco. 




La Virgen de los Dolores salía de la iglesia de El Divino Salvador acompañada de la autoridad eclesiástica que acompañaba la procesión, el sacerdote e hijo de Madridejos, don José Luis Mariblanca, y las autoridades civiles y militares. 

Cuando la cabeza de la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Virgen de los Dolores, llegaba a la altura de la calle peatonal, se recibieron órdenes de que debía volver hacia la iglesia, cuando ya la Virgen se encontraba acabando la vuelta a la esquina de la calle Teniente Infantes desde la calle Salvador. 

La Virgen volvió a la Parroquia El Divino Salvador porque una menuda lluvia empezaba a caer, y ante la posible amenaza de lluvia más fuerte se tomó esta decisión por la Junta Directiva de la cofradía de la Virgen de los Dolores y Nuestra Señora de la Soledad, decisión del todo acertada, pues minutos más tarde la lluvia empezó a tomar fuerza. 

La Virgen de los Dolores de la Caridad volvió a la iglesia acompañada de sus cofrades y de la Asociación Musical de la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Virgen de los Dolores, quien tocó en el momento en que la Virgen entraba a la parroquia, la marcha titulada “Fe”. 

Tras terminar de pasar la Virgen a hombros de sus anderos se alzó un ¡Viva! a la Virgen, que fue seguido por el público que acompañaba a la Madre. 

Por su parte el resto de pasos que habían salido: el Guión, la Última Cena, la Oración en el Huerto, el Prendimiento de Jesús, el Sanjuanito, Jesús amarrado a la columna, La Sentencia, el Ecce homo y Jesús Nazareno, volvieron a la ermita de la Caridad. 

Todos pendientes del tiempo, la próxima procesión a celebrarse será la del Víacrucis con el Santísimo Cristo del Prado, que tendrá lugar en la madrugada del Viernes Santo, a partir de las 6.30 horas de la mañana, siempre que la lluvia no sorprenda a cofrades y feligreses.

Comentarios