MTNOTICIARIO PASA A LLAMARSE MANXA DIGITAL

EL PÁRROCO DE MADRIDEJOS, DON LEO YUGO PANIAGUA, ACERCA UNA REFLEXIÓN SOBRE EL SENTIDO DE LA SEMANA SANTA

Foto: Cofradía del Santísimo Cristo del Prado

A lo largo de esta semana, más de 2000 cofrades, hacen sus preparativos para acudir a participar del Triduo Pascual 

El párroco de Madridejos, don Leo Yugo Paniagua, en una entrevista con MTN, nos habla del sentido de la Semana Santa para el cristiano, de la que quiere hacer partícipe a todos sus feligreses, y especialmente a los más de 2000 cofrades, que se preparan en estos días para estar presentes en el Triduo Pascual. 

“Poner al día los actos más importantes de toda la religiosidad cristiano-católica, como el amor, con el lavatorio de los pies; tomar la fuerza necesaria para brindar la Eucaristía que Jesús nos brinda; ratificar todo el mensaje de Jesús que culmina en la Resurrección, es el significado de la Semana Santa para el cristiano”, en palabras de don Leo Yugo Paniagua, quien ha añadido que San Pablo decía: “si Cristo no hubiese resucitado sería ridícula nuestra fe”. 

El cristiano vive esa experiencia de fe participando en el Triduo Pascual, y externamente asistiendo a las procesiones, “que no debería ser más que la exposición exterior de una vivencia interior”, explicaba el párroco. 

Yugo Paniagua ha dicho que la exposición exterior de la fe del cristiano, no se reduce solo a las procesiones, o actos de culto externos, sino que debe ser una vivencia que se manifieste donde se encuentre el cofrade. 

“El cristiano manifiesta su responsabilidad ante la fe, durante la Semana Santa, siendo testigo de Cristo en todos los ambientes en que se mueve: en la familia, en las relaciones personales dentro de las cofradías, con los amigos, en el trabajo…, siendo apóstoles o catequistas para todos los miembros que componen su círculo de relación personal, su ambiente”. 

Para el párroco de Madridejos, el Jueves Santo, es uno de los días más significativos de la Semana Santa, sin olvidar la Pascua de Resurrección, así dice, “que el cristiano en el Jueves Santo está invitado a vivir más profundamente la Eucaristía; además es el día del sacerdocio y del amor fraterno, es el inicio de la Pascua, día en que se debe tomar pie para cumplir con el último mandato de Cristo, el de amarnos unos a otros como Él nos amó”. 

“La fe y el fervor que despierta la Semana Santa en el cristiano, no se debe circunscribir solo a los días del Triduo Pascual, sino que deben ser, un testimonio que debe acompañar al cristiano el resto de días del año, llevando la actitud cristiana a su vida para todas sus vivencias, con la esperanza, alegría y mensaje de que Cristo ha resucitado”, concluyó. 

Comentarios