VOX MADRIDEJOS. EL PROGRAMA.

ELLAS LO DICEN TODO, SU VIDA HABLA POR ELLAS



Día Internacional de la Mujer-8 de marzo de 2019 

Reconocer la trayectoria personal y laboral de una mujer era algo impensable en época de nuestras abuelas, incluso de nuestras madres. Las abuelas de hoy, las madres de hoy, las jóvenes de hoy, han marcado su territorio en una sociedad que acepta cada vez más a la mujer como parte fundamental de ella. 

Madridejos, apoya este reconocimiento, y lo hace con las mujeres de esta localidad de unos 11 mil habitantes. Desde hace unos años el Consejo Local de la Mujer, integrado en el Centro de la Mujer, perteneciente al Ayuntamiento, ha tenido la deferencia y el buen hacer de reconocer cada año, con motivo de la celebración de El Día Internacional de la Mujer, que se celebra cada 8 marzo, a algunas de sus vecinas. 

Ellas vienen a representar a todas las mujeres del municipio, que por una u otra razón han contribuido a mejorar la convivencia, a impulsar el empleo, a dirigir la política, a conservar y no dejar en el olvido las costumbres y tradiciones, o a destacar, en ámbitos donde el hombre siempre ha sido nombrado y renombrado, como es el del deporte. 

En la noche del jueves 7 de marzo, cinco mujeres de Madridejos, fueron distinguidas por el Consejo Local de la Mujer, a través del Centro de la Mujer dependiente del Ayuntamiento, en el salón de plenos de la casa consistorial. 

Al acto asistían el alcalde, José Antonio Contreras Nieves, parte de la corporación municipal, el sargento de la Guardia Civil y familiares y amigos de las distinguidas, quienes recibieron un trofeo por parte del consistorio, a su importante labor personal y laboral dentro del municipio. 

La Técnica Jurídica en el Centro de la Mujer de Madridejos, Palmira León, fue la encargada dirigir el acto del que fueron protagonistas Concepción Moreno Díaz, Gregoria Carrasco Sánchez, María Jesús Guijarro Zamorano, Mercedes Fernández Largo y Sonia Gallego Rodríguez. 

Cada una de ellas dejó su impronta personal en su intervención, demostrando debidamente, que el reconocimiento que se les hacía era acertado, y que eran merecedoras de recibir la distinción para la que se las había llamado.

Concepción Moreno Díaz, actual concejal de Igualdad en el Ayuntamiento de Madridejos recibió el reconocimiento en el ámbito de la participación social y política, y a su trayectoria como concejal en el consistorio desde el año 2011 hasta la actualidad. 

Conchi, como la suelen llamar los vecinos de Madridejos, se posicionó en sus ideas políticas, justo en el momento de la transición, cuando España se encontraba pasando de una Dictadura, que estuvo presente durante 40 años, a una Democracia, que este año celebrará su 40 aniversario. Por lo tanto en el ecuador de estos dos regímenes políticos accedió a defender ideas progresistas, y así desde el año 2011 hasta marzo de 2019 sigue ubicada al lado del Partido Socialista, por creencia y vocación. Ella misma anotaba entre los logros conseguidos durante su paso por el Ayuntamiento de Madridejos, el sacar adelante el I Plan de Igualdad Municipal. 


Gregoria Carrasco Sánchez, conocida también en Madridejos como la “enterradora”, por el oficio que ocupó a su padre durante años en Madridejos, fue destacada en el ámbito de la participación social y por su labor de transmisión de la cultura popular de Madridejos. Desde los 11 años ha sido “rezadora” en los velatorios celebrados en Madridejos, primero con su madre, quien le pasó el testigo, y ahora sola, frente a esta batalla, que viene a ser una costumbre del pasado que no se quiere olvidar entre los madridejenses. Pero no cuenta su currículum con esa única labor en el municipio de Madridejos, porque lleva más de 40 años como miembro del grupo de folklore “Santa Magadalena”, ha sido impulsora junto a sus hijas de la primera empresa de azafrán de Madridejos, ha sido miembro del Consejo Regulador del Azafrán de La Mancha, catadora de ajos, socia de la Asociación de Mujeres “El Pretil”, y madre, madre de seis hijos que han impulsado su lucha como mujer en la vida. 


María Jesús Guijarro Zamorano, la conocida como “María la peluquera” en Madridejos, fue elegida por el Consejo Local de la Mujer como representante de las emprendedoras en el municipio, y en verdad así ha sido, porque corría el año 1964 cuando una hija única de familia decidía, valientemente, dejar a sus padres por un tiempo para formarse como peluquera en Madrid. Esta decisión en aquellos años, era una decisión que iba más allá de lo valiente y que podía considerarla como una de las semillas, que después darían lugar a las mujeres emprendedoras de finales del siglo XX y principios del siglo XXI. Ha conseguido una parroquia de clientas a lo largo de su trayectoria profesional que ha puesto los cimientos a la peluquería que hoy regentan sus hijas, y que con orgullo ella lleva, donde además echa una mano o dos, según sea necesario, porque la mujer siempre intenta domar su pelo, y qué mejor ponerse en manos de una experta como es María, o de sus hijas, formadas en peluquería y como esteticistas. 


El turno del homenaje a Mercedes Fernández Largo, reconocida por su participación en el asociacionismo vecinal, en el barrio de La Magdalena, fue el más emocionante de todos. Esta mujer que aún deja vislumbrar su juventud, lucha exitosamente contra una de las enfermedades considerada endémica a nivel mundial de los siglos XX y XXI. Pese a ello, su historia personal tiene escrita su labor en el barrio de La Magdalena, donde ha sido presidenta de la asociación de vecinos, consiguiendo en su mandato recuperar el tradicional Belén de Navidad o la ermita que tiene la santa en el barrio. Ella una luchadora de por sí, no teme a su enfermedad, lucha contra ella, y dice que la tiene prácticamente superada, y que gracias a su lucha tiene esperanzas de salir de ella, y crear una asociación local de lucha contra la enfermedad que padece. Mercedes Fernández Largo aún tiene mucho que contar a Madridejos, y por lo tanto, que escribir en la historia de su pueblo, gracias a su tesón por el trabajo en el municipio que la vio nacer. 


Sonia Gallego Carrasco, una igual entre iguales, que ha defendido como niña y como mujer, su lugar en la sociedad madridejense, y que posee el don de la dulzura como principal seña de identidad fue reconocida en el ámbito del deporte para personas con capacidades diferentes. A los cuatro años de edad se le detectó una discapacidad, pero se negó a sentirse diferente. Estudió en el colegio concertado Cervantes, donde fue una más, una alumna que recibió el reconocimiento de sus compañeros y profesores, profesores que no la olvidan y que la siguen teniendo presente. Luchadora, como la que más, decidió emprender la Educación Combinada, y alternó sus estudios en el colegio Cervantes con la formación en el colegio María Auxiliadora de Campo de Criptana. Precisamente en Campo de Criptana encontró a la persona que la ayudó a dar a conocer uno de sus dones hasta entonces casi escondido, el deporte. Ella se ha convertido en una de las deportistas con capacidades diferentes de Catilla-La Mancha, con más talento para el deporte, destacando en distintas disciplinas. Tan alto y merecido ha sido su trabajo en el deporte, que a partir del próximo 14 de marzo estará en los Emiratos Árabes Unidos, donde competirá en la especialidad de atletismo con otros atletas de todo el mundo, todos ellos con capacidades diferente. En la noche del 7 al 8 de marzo marchaba para los Emiratos Árabes Unidos. Allá va una madridejense, una de las mujeres reconocidas, como tal, en Madridejos, un ejemplo de lucha y superación. 

Y es, que Ellas lo dicen todo, su vida habla por ellas. 

Comentarios