EL AYUNTAMIENTO INVITÓ A UNOS 1OO KILOS DE SARDINAS CON MOTIVO DEL ENTIERRO DE LA SARDINA



El entierro de la sardina solo recibió a tres plañideras y fue suspendido, en una tarde ventosa y poco apacible 

El Ayuntamiento de Madridejos, un año más, ha invitado a sus vecinos en el Recinto Ferial, a la tradicional sardinada con motivo de la celebración del entierro de la sardina, que debió tener lugar ayer, miércoles de Ceniza, pero que fue suspendido por falta de participación de las asociaciones. 

El Recinto Ferial fue el lugar de encuentro para participar en la sardinada a lo largo de la tarde del miércoles 6 de marzo, una tarde que fue desapacible por el viento que hizo, pero que no impidió que los madridejenses fuesen bajando, poco a poco, para degustar las sardinas que se asaron, según demanda, y tomar un refresco. 

El Ayuntamiento, tenía previsto repartir al menos 100 kilos de sardinas, pero fueron asadas los kilos equivalentes al número de peticiones recibidas, tanto por adultos, como por jóvenes y pequeños. 

La sardinada fue posible un año más gracias a la labor de los trabajadores del Ayuntamiento y la colaboración de los miembros de las asociaciones de mayores, en la que participaron la Asociación Raíces Santo Cristo del Prado, Jotas San Sebastián y Amigos de la Tercera Edad. 

El evento un año más estuvo organizado por la concejalía de Festejos y la de Cultura del Ayuntamiento de Madridejos, en colaboración con el área de Cultura, Turismo y Artesanía.

Este año la sardina se quedó en casa

Absentismo en la participación de asociaciones 

Las Asociaciones de Mayores son las que dan vida cada año al entierro de la sardina, pero este 2019, no hubo mucho ánimo, “quizás por el tiempo ventoso de la tarde del miércoles de ceniza”, según fuentes del Ayuntamiento. 

Tan solo aparecieron en la Plaza del Ayuntamiento, desde donde debía partir el cortejo fúnebre hasta el recinto ferial, tres plañideras, motivo por el que se suspendió el entierro de la sardina. 

Los efectivos de seguridad, tanto Policía Local como Protección Civil, se desplazaron hasta el recinto ferial en coche para atender la sardinada, donde sí que hubo vecinos; otros esperaban ver el entierro a la entrada del recinto ferial, pero el cortejo fúnebre este año no pasó por las calles de Madridejos, para sorpresa algunos y decepción de otros. 


Comentarios