EL ESCORIAL


Conocido como el monasterio de San Lorenzo de El Escorial, o solo El Escorial, es un complejo de palacio, basílica y monasterio. Palacio elegido por la familia real como residencia; la basílica es lugar de sepultura de los reyes de España, y el monasterio es residencia de los frailes de la Orden de San Agustín. 

El rey Felipe II ordenó su construcción para conmemorar la victoria en la batalla de San Quintín, el 10 de agosto de 1557, sobre las tropas de Enrique II, rey de Francia. La planta recuerda a una parrilla, por lo que se cree que se ideó así en honor a san Lorenzo,, que murió martirizado en Roma asado en una parrilla y cuya festividad se celebra el 10 de agosto. Es decir, el día que se ganó la batalla. Y de ahí el nombre. La primera piedra se puso el 23 de abril de 1563 y la última el 13 de septiembre de 1584 (veintiún año después). 

Felipe II quiso dotarlo de los recuerdos de sus tres ciudades más queridas: Valladolid, Milán y Bruselas. La planta rectangular con cuatro torres en las esquinas es típica de los alcázares castellanos de piedra; la arquitectura clásica italiana la encontramos en la basílica y las portadas, y los tejados apizarrados flamencos rememoran un trocito de Bruselas.

Comentarios