DRON ANTIMINA



Es el proyecto desarrollado por Massoud Hassani y su equipo de Mine Kafon. Se trata de una pequeña aeronave no tripullada que detecta, identifica y destruye minas terrestres. 

Según los datos disponibles, hay más de 110 millones de estos artefactos sin detectar, abandonados después de los conflictos bélicos y que constituyen una seria amenaza para la población. De hecho, cada año hieren o matan a más de 20.000 personas. El 90% de ellas son civiles. Desactivar una mina cuesta alrededor de 700 euros, pero con el dron, esta cantidad podría reducirse considerablemente, a tan solo 3,5 euros. 

El dron desmina el terreno en tres fases. En la primera sobrevuela la zona para generar un mapa tridimensional. Después vuela a baja altura (4 centímetros del suelo) con un detector de metales para marcar los puntos en peligro. Por último, en los puntos marcados deposita una pequeña carga temporizada, que se detona cuando el dron se encuentra a una distancia segura. 

Massoud Hassani está convencido de que con una pequeña flota de estos drones es posible limpiar todas las minas terrestres del mundo en diez años. 

Comentarios