SILENCIO

CONSERVA DE BONITO

Foto: Arroyabe

La temporada de bonito, conocida como “costera de bonito”, comprende los meses de verano, principalmente de mayo a octubre. 

El bonito para hacer conserva debe ser de tamaño medio, cortado en rodajas gruesas de unos ocho centímetros y deslavadas en agua caliente salada. Por cada litro de agua hay que añadir 150 gramos de sal y dejar cocer unos 10 minutos, sin que el agua hierva. Dejar enfriar el bonito y limpiar de pieles y espinas para sacar los trozos. 

Comprobar que el bonito está bien hecho, escurrir, secar con un trapo que no deje pelusa e introducirlo en los botes ya lavados. Los trozos tienen que apretarse bien y cubrir con aceite de oliva o de girasol (al gusto). Cerramos los botes y esterilizamos en una cazuela con agua, que debe cubrir los botes pos completo. Por eso, en la medida que se evapore en agua, hay que añadir más cantidad. Se deja cocer durante un mínimo de una hora y un máximo de dos a temperatura de 100º C. 

Dejar enfriar dentro de la cazuela con el agua. Cuando estén fríos, sacar, etiquetar y conservar en un lugar seco, fresco y alejado de la luz. El tiempo máximo es un año. Transcurrido el cual, conviene no comerlo.

Comentarios