MTNOTICIARIO PASA A LLAMARSE MANXA DIGITAL

AL MENOS UN CENTENAR DE MADRIDEJENSES CELEBRARON LA CENA DEL HAMBRE CON MANOS UNIDAS


Una pulga de jamón york y agua fue el menú de la noche en el Día del Ayuno Voluntario 

Unos cien madridejenses celebraron en los Salones Parroquiales I de Madridejos la Cena del Hambre en solidaridad con el grupo de Manos Unidas de Madridejos y con motivo del Día del Ayuno Voluntario que se celebraba a nivel mundial. 

“Si queremos cambiar las cosas no basta con convencerse o convencer a otros. Es necesario que cambies tú, cambiar en grupo y proponer un cambio creíble en la sociedad”, así se ha manifestado el mensaje que este año Manos Unidas en su 60 Aniversario lanza al mundo con su slogan “El mundo necesita más gente comprometida”. 

Madridejos con este acto se unía en oración comunitaria a miles de parroquias de toda España, y sobre todo a la congregación de Hermanas Clarisas de Madridejos, que a la misma hora 9.00 horas de la noche se encontraban cenando lo mismo en el convento, una pulga de jamón york y agua. 

En los salones no cabía un alfiler, fueron muchos los que asistieron, sobre todo grupos parroquiales, quienes participaron en este acto, que al comienzo cada uno de ellos leyó una frase de concienciación con los más necesitados en el mundo. 

Participaron, en la lectura de las distintas frases, la Mayordomía de Madridejos, Cáritas Parroquial, el grupo de Biblia, catequistas, la Cofradía de Nuestra Señora de Valdehierro, Escuela de Familia, Junta de Cofradías, Carismáticos, Hermandad de Santa Magdalena, Adoración Nocturna, el grupo de limpieza de la Parroquia y las hermanas del Amor de Dios, acabando con un canto grupal, acompañado de la guitarra de la hermana del Amor de Dios, María Teresa. 

“Queremos ser esas benditas manos y convocamos a todos cuantos quieran a unir sus manos a las nuestras para luchar por la dignidad de las personas”, fue uno de los ejemplos de las frases leídas, en este caso por la Cofradía de Nuestra Señora de Valdehierro. El acto estuvo dirigido, como cada año, la voluntaria de Manos Unidas de Madridejos, María del Carmen de la Torre. 

Las hermanas Clarisas de Madridejos estuvieron en comunión con los reunidos y por ello se leyó un manifiesto de ella mismas leído por un miembro de las Hermanas Terciarias de Madridejos. 

El vicario parroquial, don David Sánchez Alonso, misionero en Moyobamba durante ocho años, habló a los reunidos sobre las distintas realidades que se pueden vivir en el mundo, según el lugar donde te ha tocado vivir, así como de las distintas pobrezas que se padecen en el mundo (material, cultural,espiritual, o del conocimiento…). 

Don David Sánchez habló acerca del trabajo realizado con los chicos y chicas de de catequesis, dos vídeos “Ciudad Esperanza” de Manos Unidas, y “Los niños del Bordo” que fue proyectado en la cena del hambre. 

Después de ver el vídeo se comentó, para ver cómo en el mundo se vive de otra manera distinta. Cómo la pobreza cultural, es una de las grandes pobrezas del mundo, se vio un lugar lugares donde las personas crean sus mundo propio, su propia manera de sobrevivir a este mundo bajo el desconocimiento de otros lugares, que ni ansían, ni anhelan porque solo conocen el mundo que les ha tocado vivir. 

El mensaje que transmitió el vicario parroquial a los reunidos, tras ver este vídeo, fue que “debemos ser capaces de ser agradecidos por lo que tenemos”, y añadió que le gustaría que fuésemos capaces de cambiar la pobreza moral y espiritual. 

Tras ver el vídeo el párroco de Madridejos, don Leo Yugo Paniagua se encargó de bendecir la mesa, antes de cenar. El párroco en su bendición recordó la realidad que reunía a todos los congregados en la cena. Así recordó que todos los asistentes estaban reunidos gracias a un principio común, la fe. 

Tras la cena llegó el momento de la rifa. Se rifaron dos mantas elaboradas a mano por una madridejense y una cesta con productos de la tierra, entre ellos queso, aceite y mermelada casera. 

Para finalizar la cena se despidió a la anterior directora de Manos Unidas de Madridejos, Mariana Moral Peño, y se recibió a la nueva directora, Paz Cobo,quien leyó el manifiesto que Manos Unidas ha elaborado para su 60 aniversario.


La nueva directora hizo público su agradecimiento a todas las voluntarias de Manos Unidas de Madridejos, unas 100, por su acogida, y por el apoyo que recibe de la anterior directora, Mariana Moral Peña, en su nueva tarea. 

Este año el Arciprestazgo Madridejos-Consuegra financiará un proyecto en Senegal (África), para la mejora de cobertura en Educación Secundaria, valorado en 53.920 euros. 

El acto estuvo dirigido por la voluntaria de Manos Unidas, María del Carmen de la Torre y se anunció que el próximo domingo, 16 de febrero, tendrá lugar en Camuñas, en encuentro arciprestal de Manos Unidas al que asistirán voluntarias de Urda, Turleque, Consuegra, Madridejos, Villafranca de los Caballeros y Camuñas.







Comentarios