FOTOS JUEVES SANTO-COFRADÍA DE SAN JUAN DE JERUSALÉN

QUIÉN FUE SAN SEBASTIÁN



Sebastián, hijo de familia militar y noble, era oriundo de Narbona, pero se había educado en Milán. Llegó a ser capitán de la primera corte de la guardia pretoriana. Era respetado por todos y apreciado por el emperador, que desconocía su cualidad de cristiano. Cumplía con la disciplina militar, pero no participaba en los sacrificios idolátricos. Además, como buen cristiano, ejercitaba el apostolado entre sus compañeros, visitaba y alentaba a los cristianos encarcelados por causa de Cristo. Esta situación no podía durar mucho, y fue denunciado al emperador Maximino quien lo obligó a escoger entre ser su soldado o seguir a Jesucristo. 

El santo escogió la milicia de Cristo; desairado el Emperador, lo amenazó de muerte, pero San Sebastián, convertido en soldado de Cristo por la confirmación, se mantuvo firme en su fe. Enfurecido Maximino, lo condenó a morir asaeteado: los soldados del emperador lo llevaron al estadio, lo desnudaron, lo ataron a un poste y lanzaron sobre él una lluvia de saetas, dándolo por muerto. Sin embargo, sus amigos que estaban al acecho, se acercaron, y al verlo todavía con vida, lo llevaron a casa de una noble cristiana romana, llamada Irene, que lo mantuvo escondido en su casa y le curó las heridas hasta que quedó restablecido. 

Sus amigos le aconsejaron que se ausentara de Roma, pero el santo se negó rotundamente pues su corazón ardoroso del amor de Cristo, impedía que él no continuase anunciando a su Señor. Se presentó con valentía ante el Emperador, desconcertado porque lo daba por muerto, y el santo le reprochó con energía su conducta por perseguir a los cristianos. Maximino mandó que lo azotaran hasta morir, y los soldados cumplieron esta vez sin errores la misión y tiraron su cuerpo en un lodazal. Los cristianos lo recogieron y lo enterraron en la Vía Apia, en la célebre catacumba que lleva el nombre de San Sebastián. 

El culto a San Sebastián es muy antiguo; es invocado contra la peste y contra los enemigos de la religión, y además es llamado el Apolo cristiano ya que es uno de los santos más reproducidos por el arte en general. 



San Sebastián en el arte

El mosaico más antiguo de San Sebastián, el cual probablemente pertenece al año 682, muestra a un hombre adulto barbado en traje de corte, pero no presenta rastros de ninguna flecha. Fue el arte del Renacimiento donde primero se le representa como un joven atravesado por flechas. En el año 367 una basílica, la cual es una de las siete principales iglesias de Roma, fue construida sobre su tumba. La iglesia actual fue completada en 1611 por el cardenal Scipio Borghese. Parte de sus reliquias fueron llevadas en el año 826 a San Medardo en Soissons. Se considera a San Sebastián protector contra las epidemias. Respuestas famosas a la oración por su protección contra las epidemias son contadas en Roma en 680, en Milán en 1575 y en Lisboa en 1599. Su fiesta se celebra el 20 de enero. 


Madridejos y San Sebastián 

La tradición popular sitúa el origen de San Sebastián como patrón de Madridejos por el S.XVI, porque los madridejenses se encomendaron a él en una oleada de peste. 

En la relación histórico geográfica-estadística que mandó realizar Felipe II en el año 1575 hace una relación de ermitas de Madridejos, entre ellas la de San Sebastián. Ésta ermita sigue vigente en el Catastro del Marqués de la Ensenada. 



La ermita estaba construida de este a oeste. Era por donde entraban los muertos antes de enterrarlos en el cementerio. Allí se daba el último responso. 

Dicha ermita quedó aislada al quitar los restos del cementerio a mediados del S.XX y al ser muy vieja consideraron que era mejor tirarla y hacer otra nueva. La construcción de la nueva se hizo a costa de los vecinos y de varias peticiones que se hicieron en el pueblo en los años 80. 



El día de la víspera se realizaba una gran hoguera en la misma explanada del cerro, posteriormente se trasladó al arroyuelo. Parte de los haces de leña lo ponían los pastores. En la actualidad se encarga el Ayuntamiento. 

Patrón de la villa de Madridejos, es el santo venerado por la cristiandad como abogado de las pestes. Su devoción se pierde en la profundidad de la Edad Media, ya que las pestes eran muy temidas. El símbolo de la peste se representa mediante flechas caídas del cielo. 

El día 20 de enero, fiesta de su onomástica, se realiza la procesión desde la Parroquia hasta su ermita. Esta procesión se destacó en su tiempo porque al santo lo solían portar los “quintos” que realizaban el servicio militar en ese año. Los mozos que iban a tallar en ese año salían por la calle cantando y, a veces sus cantos eran un poco insultantes, referidos a las autoridades, mujeres solteras que se habían quedado embarazadas, “carnudos” etc… costumbre que se tuvo que quitar después de la Guerra Civil, al igual que la tradición de echar naranjas por delante del Santo que, en muchas ocasiones dañaban a los soldados y a la imagen. 


Un curiosidad de la fiesta que fue tradición hasta pasados mediados del siglo XX era que con motivo de la festividad de San Sebastián los mozos pedían a las mozas a través de la ya perdida costumbre de “echar el ojo”. “Echar el ojo “ consistía en depositar en el bolsillo del abrigo o del mandil de la moza elegida un ojo de animal, normalmente de conejo, u otro animal. 

Hoy en día, por la profesionalización del ejército portan al santo los que deberían ser quintos por su edad y aquellos que lo fueron en su día, retrasando el calendario a la época en que estaba vigente el servicio militar, y eligiendo una quinta distinta cada año, dándose la circunstancia que hay años que desfilan padres e hijos o hijas. 

La Brigada Guadarrama XIII de El Goloso (Madrid) lleva años acompañando a San Sebastián en Madridejos, y participando de los actos militares, culturales y religiosos que se organizan en la villa con motivo de la festividad de su patrón por parte del Ayuntamiento y de la Parroquia de Madridejos. 

Fuentes: Aciprensa, Madridejos.net, Mtnoticiario

Comentarios