SOLO QUERÍA ANIMARLE II

Foto: CemOndo

… un día , cuando la enfermera llega a la habitación con el agua para el aseo, descubre el cuerpo sin vida del hombre de la ventana, que había muerto tranquilo mientras dormía. Se entristeció mucho y llamó a los auxiliares del hospital para trasladar el cuerpo. 

Tan pronto como creyó conveniente, el otro hombre preguntó sI podía ser trasladado cerca de la ventana. La enfermera estaba feliz de hacer el cambio. Y, solo cuando estuvo segura de que estaba cómodamente instalado, se fue. 

Lenta y dolorosamente se incorporó, apoyado en uno de sus codos, para tener su primera visión del mundo exterior. 

Finalmente, iba a tener la dicha de verlo por sí mismo. Se estiró, para lentamente , girar su cabeza y mirar por la ventana que estaba junto a la cama. Solo había un gran muro blanco. Eso era todo. 

El hombre preguntó a la enfermera qué pudo obligar a su compañero a describir tantas cosas maravillosas a través de la ventana. La enfermera le dijo que el hombre era ciego y de ninguna manera podía ver la pared. 

Y añadió: -Quizá solo quería animarle.

Comentarios