DIETA ALCALINA


La dieta alcalina nos ayuda a mantener un buen estado de salud en general. En particular ayuda a disminuir el riesgo de padecer, por ejemplo, cálculos renales. Retrasa la pérdida ósea, ayudando en el crecimiento y perservación de los huesos a cualquier edad. Permite aumentar la producción de la hormona del crecimiento. Sirve para fortalecer el sistema muscular y enfrentarse mejor a los dolores y tensiones en la espalda, el cuello, la tendiditis, los calambres… Ayuda a mantener una buena salud cardiaca y previene ataques a enfermedades del corazón. Combate la diabetes tipo II, regulando los niveles de azúcar en sangre, y es un método excelente para controlar lo que se ingiere y cómo lo asimila el organismo para una mejor distribución por el torrente sanguíneo. 

Entre los alimentos alcalinos están estos: remolacha, brócoli, col zanahoria, diente de león, coliflor, apio, judía verde, pepino, berenjena, lechuga, cebolla, pimiento, calabaza, espinaca, tomate berro, manzana, , albaricoque, plátano, frutas rojas, coco, uva, pomelo, melón cítricos, melocotón, pera, piña, pasa, ciruela, sandía, almendra, mijo castaña, chile, curry, canela jengibre y mostaza.

Comentarios