ADELGAZAR ES CADA VEZ MÁS DIFÍCIL

CAOS EN PARÍS

Por cuarto fin de semana consecutivo, los "chalecos amarillos" han vuelto a sembrar el caos en País y mostrar así su rechazo al aumento del impuesto sobre los carburantes, aunque también para demandar una mejora de las condiciones de vida de los franceses y pedir la dimisión del presidente, Emmanuelle Macron.


Las protestas de este sábado han dejado al menos un centenar de heridos y alrededor de 1.500 detenidos, cifras que podrían aumentar en las próximas horas, y las cifran en 125.000 los manifestantes que han salido a las calles de la capital francesa.


Manifestantes violentos han destrozado numerosos comercios, han lanzado objetos contra las fuerzas de seguridad y han incendiado múltiples coches en varios puntos de la ciudad haciendo que París haya quedado cubierta de humo.  Las protestas se han extendido por todo el país e incluso fuera de Francia, ya que en Bruselas también se han producido detenciones, unas 400, después de una manifestación que ha reunido a más de un millar de "chalecos amarillos" belgas


Algunos individuos han lanzado adoquines y otros objetos contra los policías desplegados en el barrio donde se encuentra la sede de las instituciones europeas, completamente cerrado a la circulación de vehículos y peatones.

Fuente: Europa Press.

Comentarios