ADELGAZAR ES CADA VEZ MÁS DIFÍCIL

HISTÓRICO LEGISLATURA//OCTUBRE 2016// LAS PISCINAS DE MADRIDEJOS VUELVEN A SER GESTIONADAS POR EL AYUNTAMIENTO



II.- LA RESPUESTA DEL PP A LA RESOLUCIÓN DEL CONTRATO ADMINISTRATIVO DE GESTIÓN DEL SERVICIO PÚBLICO DE LAS PISCINAS MUNICIPALES DE MADRIDEJOS Y SU LIQUIDACIÓN 

El Grupo Municipal Popular, ante la propuesta del PSOE sobre la resolución del contrato administrativo de gestión del servicio público de las piscinas municipales de Madridejos y su liquidación, hizo en primer lugar una crítica a la falta de voluntad por parte del PSOE para tratar dicho asunto de modo conjunto con todos los grupos políticos municipales. 

Negocio ruinoso 

Los populares no iniciaron un debate suave, que podía haber ascendido de tono con el paso de tiempo, sino que fueron directos al grano y dijeron a los socialistas que “la piscina cubierta se había convertido en un negocio ruinoso para la empresa concesionaria y lógicamente más ruinoso para el ayuntamiento”, motivo en el cual veían los populares la necesidad de la resolución del contrato administrativo. 

No cayó demasiado bien a los populares que la propuesta de acuerdo estuviese ya elaborada, cerrada y pactada. 

“Con este acuerdo, para los madridejenses se dan por recibidos los 70.597 euros de deudas que tiene la concesionaría de suministro eléctrico. El ayuntamiento, tal y como se ha aprobado en el punto anterior, autoriza un suplemento de crédito de 186.000 euros para cancelar las deudas que tiene de arrendamiento financiero y de préstamo esta concesionaria, pagar las deudas salariales a sus trabajadores 54.200 euros, e incluso un pago a la cuenta de la concesionaria de 9.567 euros”. 

Los informes de intervención y secretaría no eran suficientes para los populares, quienes opinaron que “lo correcto es una valoración independiente como se hace en muchas valoraciones de las empresas, donde interviene un arquitecto, un ingeniero industrial, y hacen sendas tasaciones de las obras e instalaciones”. 

El PP dijo que no era menos importante que a partir del 1 de noviembre de 2016, fecha en la que operararía la sucesión empresarial, los trabajadores tendríann la condición de laborales indefinidos, manteniendo los mismos derechos y obligaciones prestacionales”, porque según los populares la repercusión económica que debería soportar el consistorio si la piscina no pudiese seguir adelante, era un asunto que se debía haber pensado. 

El PP estaba lleno de dudas tales como que no sabían porque no se había reflejado los arreglos, equipamiento y mano de obra que desde el ayuntamiento se había aportado para seguir utilizando las piscina y que correspondía haberlo hecho a la concesionaría o que si se habían comprobado si había más deudas. 

Los populares apuntaron algún que otro desacuerdo a su debate como la diferencia de gestión de las piscinas en legislaturas del PP y la actual del PSOE, o el fracaso en la gestión, pese al ahorro de 200.000 euros anuales y la creación de 11 puestos de trabajo. 

Tras esta exposición donde no se vio nada positivo en la resolución del contrato dijeron: “desde el Grupo Popular pensamos que esta decisión ni es razonable ni responsable, por lo tanto nuestro voto será en contra”.

Comentarios