ADELGAZAR ES CADA VEZ MÁS DIFÍCIL

EL INSTITUTO DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA

Foto: Colegio Instituto Santa María
Mary Ward (1585-1645), es la fundadora de la congregación Instituto de la Bienaventurada Virgen María. Su vida y obra están muy ligadas a la espiritualidad ignaciana: vive los Ejercicios Espirituales, sus confesores son jesuitas y adopta las Constituciones de san Ignacio para su Instituto. 

En su itinerario vital se distinguen tres grandes etapas. La primera está marcada por las vivencias de la fe en el seno familiar, en un contexto de rechazo y persecución social. La segunda, por una inquietud: ¡qué tengo que hacer en la vida? “Pertenecer solo a Dios”. En la tercera, después de dos intentos fallidos de ser monja, se cuestiona: “¿Qué es lo que realmente Dios me pide? ¿Y cómo debo hacerlo?”. 

Esto la conducirá hacia una actitud profunda de discernimiento, que desembocará en la decisión de fundar un Instituto nuevo: sin clausura ni votos solemnes, dedicado a la formación de las chicas , pensando especialmente en Inglaterra, estructurado con las reglas de los jesuitas, gobernado por una superiora general y dependiendo directamente del Papa. 

A ellos dedicará toda su vida, sin que fortísimas oposiciones y sufrimientos le hagan desistir de él. Mary Ward, ruega por nosotros. 

Comentarios