ADELGAZAR ES CADA VEZ MÁS DIFÍCIL

CUANDO LA GUERRA NO ES UN JUEGO


Para millones de menores en el mundo la guerra no es un juego, sino que son protagonistas de esa realidad. A menudo no solo son testigos sin objetivos: dejan de ser espectadores para ser quienes empuñan las armas. 

Según las naciones Unidas, niño soldado es toda persona menor de 18 años que forma parte de una fuerza armada, regular o irregular, en cualquier calidad, incluyendo, pero no exclusivamente, cocineros porteadores, mensajeros, o cualquiera que acompañe a dichos grupos, salvo los familiares. La definición incluye a las niñas reclutadas con fines sexuales y para matrimonios forzados. 

No hay datos exactos ni fiables porque allí donde surge el conflicto tratan de abusar de los menores. Pero la ONU denuncia que hay unos 300.000 menores de 18 años reclutados en ejércitos de distintos países y participando en conflictos armados. 

Son reclutados a punta de pistola y arrancados de su vida porque obedecen sin rebelarse, comen y se quejan menos que un adulto, son fácilmente sustituibles y se muestran como fanáticos de la guerra al contar con lo que siempre había querido para jugar: un arma. 

Comentarios