ADELGAZAR ES CADA VEZ MÁS DIFÍCIL

BAJAR LA MÚSICA


La normativa europea obliga a que se apliquen algunos cambios técnicos en los iPod y otros dispositivos musicales, incluidos los móviles con reproductor para que ofrezcan de fábrica un mecanismo de volumen seguro. Incluyen una advertencia de salud para que los consumidores que sobrepasen el nivel recomendado conozcan los riesgos que conlleva. 

Se estima que entre 50 y 100 millones de personas escuchan música en dispositivos portátiles a diario. La evidencia es que particularmente los jóvenes, que escuchan música a un volumen elevado a veces durante muchas horas a la semana, no saben que pueden estar poniendo en riesgo su audición. 

Los expertos consideran que 85 decibelios durante un máximo de 8 horas es el nivel máximo de exposición sin riesgos que el ser humano puede asumir. El tiempo admisible disminuye a medida que la intensidad del sonido aumenta. La OMS recomienda no utilizar más de una hora de volumen bajo estos dispositivos. Según la comisaria europea de Protección de los consumidores, “aunque se pueden tardar años en notar el daño auditivo, una vez detectado simplemente es demasiado tarde”. No existe cura para la pérdida auditiva o tinnitus”. 

Comentarios