SANDRA NIEVES DÍAZ SE ENCARGARÁ DE LAS CONCEJALÍAS DE EDUCACIÓN Y MEDIOAMBIENTE

MADRIDEJOS CON EL CRISTO DE URDA

Grupo Supersendys

Cientos de madridejenses han acudido el pasado fin de semana a Urda al santuario del Santísimo Cristo de la Veracruz

Los vecinos de Madridejos tienen una profunda devoción por el Santísimo Cristo de la Veracruz de Urda, a quien no le fallan en su cita anual, coincidiendo con los días anteriores y posteriores a su festividad el 29 de septiembre.

La peregrinación al Cristo de Urda, al llamado “Cristo de La Mancha”, se inicia desde el municipio madridejense recorriendo unos 18 kilómetros por carretera o 19 kilómetros por camino, en una peregrinación que lleva la fe hasta el santuario urdeño, donde acude miles de peregrinos llegados desde toda España.

Las peregrinaciones se hacen por grupos, familias, amigos, e incluso hay quienes se atreven a acudir solos, con el único propósito de agradecer o pedir al Cristo de Urda por sus necesidades.



Las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde son las más idóneas para hacer este peregrinaje que se sitúa al principio del otoño, coincidiendo con el veranillo de “San Miguel”, por lo que en la mayoría de las ocasiones las horas centrales del día no son las más recomendables para peregrinar por las altas temperaturas, que alcanzan en estas fechas el termómetro.

La pasada semana fueron muchos los grupos que acudieron, entre ellos se organizó una peregrinación desde el Colegio Amor de Dios, desde la Parroquia o desde el grupo de senderistas madridejenses “Supersendys”, que reunió a un total de 22 personas de Madridejos, Sonseca, Villafranca y Toledo, entre otras localidades.

Pedro Rodriguez del Pozo, pertenece al grupo de Senderistas de Urda, que se creó hace trece meses, y se unía el pasado domingo a los “Supersendys”, que salieron sobre las 7.00 horas de la mañana,  para peregrinar hasta su localidad de residencia.

Además Madridejos, desde el Ayuntamiento, ha colaborado con la localidad urdeña, a través de su equipo de voluntarios de Protección Civil, quienes han estado en Urda desempeñando distintos servicios, entre ellos la organización de la entrada a la ermita, donde se forman largas colas para llegar al Cristo y besar su escapulario enlazado a su barca, sobre la que se sostiene.

La imagen en morado del Santísimo Cristo de Urda señala el camino de peregrinación, desde distintos lugares hasta llegar a su ermita, ubicada junto al Museo Guerrero Malagón, artista local autodidáctico que esculpió las puertas principales de la ermita con distintas escenas de la pasión de Cristo.

También se encuentro en el recinto sacro la tienda de souvenirs, donde los peregrinos suelen adquirir medallas, rosarios, pulseras, calendarios y todo tipo de objetos a los que les une la imagen de este Cristo, llamado “milagroso” en La Mancha.


Comentarios