MABIEE: “El realismo y el impresionismo son las tendencias artísticas con las que más me identifico”

Mabiee, una pintora hecha a trazos y factura


Siempre tuvo la necesidad de pintar, pero durante casi toda su vida no fue consciente de lo importante que era la pintura para ella. Lo descubrió durante la enfermedad de su hijo, momento en el que tuvo que dejar de pintar para dedicarse a él. Este descubrimiento apareció en su vida, hace apenas un año. Pasada esta separación entre el arte y su vida, y una vez recuperado su hijo, vuelve a encontrarse con el pincel para surgir como una pintora internacional. María Luisa Sánchez Bermejo, “Mabiee”, vive en Campo de Criptana pero tiene una buena relación con el municipio de Madridejos. La conocimos gracias a una exposición de pintura,  y hoy se presenta para que la conozcan los madridejenses.
¿A qué edad empezaste a pintar?
Con cinco años ya iba con mi caballete portatil y mi pequeño maletín de óleos, que me regaló mi padre, para ir a pintar a la Sierra de los Molinos. Aquellos gigantes de La Mancha, ya me tenían hipnotizada con su encanto y la fuerza de las perspectivas de las aspas desde mi visión.

¿Has aprendido en alguna escuela de pintura?
Después de terminar mis estudios primarios en Campo de Criptana marché a estudiar el Bachillerato Artístico en Ciudad Real. Después continué mis estudios en Madrid, donde realicé “Diseño de Moda” que me sirvió para darme cuenta que en la asignatura de dibujo donde realizábamos dibujos al natural con profesores de “Bellas Artes”. Era lo que me gustaba y pensé que el dibujo y la pintura podría ser mi futuro.

¿Y qué decides?
Estudiar Bellas Artes. Cuando terminé mi primera carrera me fui a Tenerife a hacer Bellas Artes y Decoración de Interiores. Entonces a mi experiencia con el dibujo artístico, sumé el dibujo técnico. Saber con el diedrico descomponer en plano una figura era increíble. Las perspectivas: oblícua, con dos puntas de fuga ubicados en el horizonte donde las líneas verticales permanecen intactas pero el resto se unen en dos puntas de fuga; aérea; invertida; axométrica; caballería; menguante o  cónica, la más utilizada por los profesionales como arquitectos e ingenieros y por mí también, ya que es la que más se aproxima a la realidad. En esta cada objeto o personaje del dibujo se grafica según su importancia. Así es como los personajes más importantes serán más grandes o tendrán más detalle.

¿Puedes citarme algún dibujo dónde hayas utilizado la perspectiva cónica?
Las aspas de los molinos que pinto. Todo es importante en mis cuadros, el dibujo artístico y técnico; la técnica en el dibujo acompañado de un dominio del color y fuerza en los trazos,  y pinceladas.

Te gusta dominar las perspectivas…
Yo utilizo todas las perspectivas, pero la cónica más que ninguna.

¿Cuál es tu técnica favorita?
La técnica que más me gusta es el óleo, aunque también me gusta mezclar acuarela con tinta china como técnica mixta, y el acrílico también lo utilizo.
En Bellas Artes utilicé todas las técnicas: acuarela, gouache, areografía, pintura al pastel, temple al huevo, fresco, tinta y técnicas mixtas. A veces las utilizo. Mi pintura va cambiando conforme voy cambiando yo.

¿Qué temas tratas en tus pinturas?
Me ha gustado viajar, recorrer mundo y he pintado cuadros de paisajes urbanos, costumbres de las gentes, personajes de la vida cotidiana…, según dónde iba a hacer la exposición.
Ahora estoy pintando paisajes manchegos de todo tipo. Cosas que me llaman la atención, pueden ser bosques, campos de flores paisajes urbanos (me encanta la arquitectura), retratos, desnudos…
Los temas que trato son los que me inspiran a pintar un cuadro. Si algo me inspira lo veo pintado en un cuadro en mi imaginación.

¿Qué tipo de pintura te gusta más?
He estudiado todos los estilos y los he practicado: surrealismo, realismo, hiperrealismo, impresionismo, expresionismo, arte abstracto…, pero con el realismo y el impresionismo son con los que más me identifico hoy, por hoy.

¿Tienes por referente a algún pintor?
Hace muchísimos años que me cautivó las luces y las sombras de Joaquín Sorolla, y ha sido siempre mi referente, cuya técnica también he aplicado a mis cuadros.

Has tenido tus propias exposiciones.
Expongo desde hace muchos años. Al principio hacía exposiciones colectivas con otros pintores, pero hace tiempo que hago solo exposiciones individuales. He expuesto en muchos países. Por supuesto en España, también en Francia, Italia, Alemania, Méjico, Estados Unidos. Ahora me he propuesto exponer en todas las partes del mundo, poco a poco, sin prisa pero sin pausa. Quiero llegar a ciudades como Tokyo (Japón), Sanghai (China), Dubái (Emiratos Árabes Unidos), lugares donde todavía no he expuesto.

Además de exponer, ¿vendes tus cuadros?
Sí, vendo todos mis cuadros de momento. Cuando pinte los retratos de mis dos hijos, esos no los venderé. El valor de mis cuadros está entre los 1.000 y los 15.000 euros, aunque depende de la exposición, y los cuadros de ese momento.

¿Cómo preparas tus exposiciones?
Tengo representantes que organizan mis exposiciones internacionales. Ya están preparando la próxima, después de Madrid, en París (Francia). Iré alternando en esta etapa en exponer en España y el extranjero.

¿Cuál ha sido tu último proyecto?
El 28 de septiembre inauguré una exposición en Sevilla, en el Centro de Negocios, en Plaza del Aviador Ruiz de Alda. En principio iba a estar hasta el 31 de octubre, pero han ampliado el plazo y estará expuesta hasta el 29 de noviembre de 2018.

Son trece obras maravillosas, que recorren la geografía de Castilla-La Mancha. Perspectivas preciosas de los molinos de Campo de Criptana; campos de amapolas de Alcázar de San Juan; el Pantano de Peñarroya cerca de las Lagunas de Ruidera, desnudos de la mujer manchega…

Unas obras que merece la pena visitar y si las compran aseguro que es una buena inversión de futuro.

¿Y el próximo…, el próximo proyecto?
Para el próximo año tengo dos proyectos. Me quiero presentar a un concurso internacional en Nueva York; y ya tengo firmado el contrato para una muy buena galería en Madrid para las Navidades de 2019-2020.  Me he comprometido a presentar 40 cuadros y la mayoría de ellos los tengo por realizar, por lo tanto no tengo más tiempo para abarcar más proyectos de cara a 2019.

En 2020 mis representantes están negociando una nueva exposición en París (Francia).



¿Cómo te defines a nivel artístico?
Me considero una artista en movimiento, como las aspas de cualquier molino de mi pueblo natal, que tanto me ha marcado. Cada día me gusta enfrentarme a nuevos retos y propuestas, frente a mi paleta de colores, cuidando mi técnica. Mis cuadros son un torrente de energía, fuerza en los trazos y pinceladas, o a veces suaves que no se aprecian. Gran manejo de las luces y las sombras. Perfecto conocimiento del volumen. Nací con una visión espacial y un círculo cromático en mi cerebro.
El dibujo y la pintura es un don que me regalaron al nacer, y una profunda sensibilidad artística, que más tarde he pulido con una educación. Con la educación artística y técnica, he adquirido unos conocimiento y habilidades, con los que he perfeccionado mi don. Mis obras expresan una visión sensible sobre el mundo, tanto real como imaginaria. Apelé a los recursos plásticos para expresar emociones, sensaciones e ideas.

Impresionante, hablar con una artista te deja sin palabras. No tengo más que preguntar.
(Sonríe)





Comentarios