LA MIEL



En casi todas las sociedades del mundo se conoce y utiliza desde tiempos muy lejanos la miel. En las cuevas de la Araña, Bicorp (Valencia) una pintura rupestre de al menos 5 mil años de antigüedad da testimonio de ello. Pero, ¿qué es la miel?. La miel es un fluido viscoso, amarillento y muy dulce, que producen las abejas en su estómago a partir del néctar de las flores, y que lo devuelven por la boca en los panales para que sirva de alimento a las crías.


El aroma, gusto y color de la miel dependen de las plantas de las cuales las abejas han recogido el néctar. Los girasoles, por ejemplo, le dan un color dorado; el eucalipto, ámbar oscuro; la alfalfa, ámbar claro. El néctar del trébol, del que existen más de doce variedades, genera el color de miel más claro.


La miel oscura suele tener un sabor fuerte y la clara un sabor más delicado. La popularidad y el valor de las mieles, según su color, dependen de las costumbres de cada lugar. El color también puede ser sinónimo de calidad, porque la miel se vuelve más oscura durante su almacenamiento si es climatizado. Sin embargo, algunos tipos perfectamente frescos y no climatizados pueden ser también de color oscuro.

Comentarios