LA ASOCIACIÓN DE COMERCIO NO ENTIENDE EL BLOQUEO DE LOS SINDICATOS PARA ALCANZAR UN ACUERDO EN EL CONVENIO COLECTIVO

El comercio puede asumir las medidas que piden los sindicatos

Los sindicatos insisten en sus demandas iniciales de incrementos salariales del 5% en tres años mientras que la situación actual del comercio en la provincia no puede asumir estas medidas alentadas, entre otras cosas, por anuncios relativos al previsible incremento del SMI


Los numerosos intentos de la Asociación de Empresarios del Comercio, integrada en FEDETO, por alcanzar un acuerdo en el convenio de comercio con los sindicatos CCOO y UGT, incluida la mediación de Jurado Arbitral de Castilla-La Mancha, en dos sesiones celebradas los días 4 y 15 de octubre, no han dado el fruto esperado, según informa Federación.

Por más que la asociación ha trasladado a ambos sindicatos las importantes dificultades por las que todavía atraviesa el comercio de la provincia, estos partían en la negociación con una demanda salarial desproporcionada para la realidad actual del comercio: un 3% anual que se concretaría en un 9% en tres años. Por su parte la asociación partía de una propuesta del 1,5% en tres años, a razón de un 0,5% anual.

Mientras la Asociación ha ido realizando esfuerzos en el ánimo de acercar posturas incrementando los porcentajes iniciales, del 1,5% a tres años al 3,8% que ha propuesto finalmente, los sindicatos, que partían de un incremento salarial desproporcionado a la situación actual del comercio (9% en tres años), si bien iniciaron una senda de racionabilidad apartándose de esos dígitos desproporcionados, lo hicieron en un momento determinado de la negociación planteando un 4,5% en el acto de mediación celebrado el día 10 de octubre que lejos de la postura empresarial, al menos mostraba una tendencia hacia el entendimiento de la situación general del comercio. Pero sorpresivamente, y tras los anuncios de posibles subidas del SMI, en el último acto de mediación ante el Jurado Arbitral de CLM plantean subir los salarios un 5%. Con ello muestran una falta de sensibilidad y de seriedad en las negociaciones.

La estrategia de demandar inicialmente un incremento salarial desproporcionado pretende ahora hacer ver que la patronal se muestra inflexible en acercar posturas, cuando lo cierto es que ellos eran conscientes desde el inicio de las negociaciones de lo delicada que era la situación económica del comercio. Esto hace pensar a la asociación que su apuesta inicial era realmente cifrar las subidas en el entorno del 5%, postura de la que no parece que quieran moverse en la actualidad.

Los sindicatos se amparan en el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, obviando que el Convenio de Comercio recoge un complemento de antigüedad de un 1% sobre el salario base, que no recoge dicho acuerdo y cuya continuidad no han querido los representantes de los trabajadores ni negociar ni valorar como mejora actual consolidada del convenio colectivo.

No hay que olvidar que la situación del pequeño comercio de presencia continua siendo preocupante, pues las ventas del comercio tradicional siguen registrando una tendencia a la baja tal y como lo confirma el cierre de pequeños y medianos negocios comerciales en nuestra provincia.

La Asociación del Comercio hace suyo los argumentos expresados por FEDETO hace unos pocos meses cuando valoraba los anuncios que se hacían desde el gobierno central relativos a la mejoría de la situación económica global y que sirvió de excusa para pactar, entonces, un salario mínimo interprofesional más elevado y un Acuerdo Nacional para la Negociación Colectiva que se caracterizó por ser generalista y por no tener en cuenta que ni todos los sectores han superado los efectos de la crisis económica ni todos los territorios del Estado han respondido de la misma forma ante la todavía incipiente recuperación económica.

Todo esto se agrava aún más si se tiene en cuenta que los datos económicos actuales revelan una clara desaceleración de la economía española, cuyas previsiones empiezan a corregirse a la baja y que se han producido nuevos anuncios de incrementos del SMI.

La Asociación no se opone a que se suba el SMI pues ello contribuye a mejorar la situación de los colectivos de trabajadores más desfavorecidos. Lo que no puede admitir es que esa mejoría social se utilice como arma arrojadiza en la negociación colectiva para incrementar los salarios por encima de lo que los sectores pueden permitirse en unos momentos en los que los beneficios empresariales del comercio están bajo mínimos.

El comercio no puede más. Afronta, como es su obligación, la competencia, incluso aunque ésta, a veces, sea desleal y no sea perseguida como debiera. Pero lo que no puede asumir son subidas salariales desproporcionadas en unos momentos en los que su situación es muy compleja y postulados sindicales más propios de épocas anteriores a la crisis que de la actual.

La asociación de comercio seguirá agotando todas las posibilidades para cerrar el convenio y continuará asistiendo a las mesas de negociación a las que sea convocada, pero espera que en dichas reuniones las posturas sindicales se adecúen a la realidad económica actual.

Comentarios