JOSÉ ROMERO ROSELL: “Madridejos es la cuna del azafrán”


José Romero Rosell

“No hay que olvidar que Madridejos es la cuna del azafrán de la comarca”, expresaba el madridejense, José Romero Rosell, cuya familia está colaborando con las XII Jornadas del Azafrán, yendo a un azafranal de su sobrino, plantado en una tierra de su propiedad,  para recoger la rosa y después mondarla en el Museo del Azafrán y Etnográfico.

“Madridejos en el año 1940 distribuyó cebolla en Consuegra, Camuñas, Villafranca de los Caballeros…”

José Romero ha abierto el libro de la historia del azafrán de Madridejos, y ha contado a Mtnoticiario que el azafrán llegó al municipio gracias al enlace matrimonial entre una madridejense y un vecino de la localidad de Munera (Albacete).

“El azafrán entró a España por el mediterráneo procedente de Túnez,  y llegó a Valencia, donde el cultivo no pudo subir para arriba por tener un clima poco apropiado, era un clima demasiado estable para este cultivo, que necesita de un clima como el manchego, con grandes contrastes entre las subidas y bajadas de temperatura”, contaba el madridejense.

Los cerca de 40 grados a los que se llega en verano, cuando no se sobrepasan,  y las temperaturas bajo cero del invierno son buenas para este tipo de cultivo, decía el manchego madridejense, quien amplió la historia de la llegada del azafrán a Madridejos diciendo que al no poderse cultivar el azafrán en Valencia, pasó a cultivarse en Albacete.

"Albacete comenzó a ser el primer productor de azafrán de España. Fue en el año 1830 cuando una muchacha de Madridejos se casó con un vecino de Munera, y gracias a este matrimonio llegaba el azafrán a Madridejos, procedente de Munera (Albacete)".

A partir de ahí, los madridejenses comenzaron a cultivar el azafrán y como la cebolla se reproduce, cuando se llegó a tener grandes cantidades de bulbo o cebolla, los madridejenses comenzaron a venderla y a distribuirla por la comarca.

“No debemos olvidar que en 1940 se plantaron en Madridejos 1.200 hectáreas de azafrán, y por supuesto tampoco, que Madridejos en la historia ha sido la cuna del azafrán en la comarca”, concluyó el madridejense, jubilado y amante de su tierra y de su pueblo, según confesó.

José Romero Rosell ya ha atendido a lo largo de estas jornadas a cuatro autocares de turistas llegados de distintos puntos de Europa como Bélgica, Francia, Alemania..., además de a extranjeros que han llegado de modo particular a Madridejos, entre ellos estadounidenses, británicos, indios.

"Al menos tenemos concertadas las visitas de siete autocares a lo largo de estas jornadas que están visitando el azafranal de mi sobrino, Jesús Villamayor Privado, donde se les explica en qué consiste el cultivo y ven el proceso de recogida de la rosa".

El madridejense, jubilado, se siente satisfecho de participar en estas jornadas donde se pone en valor uno de los cultivos que ayudó a los madridejenses a caminar hacia el futuro, sacando a sus familias adelante, en épocas de penuria económica.

Comentarios