TRIUNFO DE LA TAUROMAQUIA EN MADRIDEJOS: MURGA, EL SEXTO DE LA TARDE, FUE INDULTADO

Momento de la corrida en el que Morenito de Aranda lidia a Murga


La faena de Morenito de Aranda fue extraordinaria ante un toro bravo, desafiante y encastado

La corrida de toros de Madridejos, con motivo de las Ferias y Fiestas en honor al Santísimo Cristo del Prado, con toros de Victorino Martín, recogieron la excepción en una plaza de tercera, el indulto del sexto toro de la tarde que lidió Morenito de Aranda, un toro que por su bravura volverá a las tiesas para padrear, según informó CMM.

Morenito Aranda se lució con este toro, ante la aproximadamente media entrada que registró la plaza, pues la faena del primero fue buena, pero el toro la desmejoró al venirse abajo a última hora, y el torero falló con la espada.

No pudo hacerse el mismo relato de su segundo toro, “Murga”, número 101, un toro bravo, que poco a poco en el transcurso de la lidia se vino arriba, sin parar de embestir, no siempre al mismo ritmo, pero manteniendo su fuerza y coraje hasta última hora, tanto que entró la noche antes de que pasara a los toriles.

La lidia de Morenito de Aranda (Jesús Martínez Barrios), en su sexto toro, gozó de esplendor hasta conseguir que el público se metiera en la faena, que fue vista por el ganadero, Victorino Martín y su hija.

El toro salió bueno y el público pidió a la presidencia el indulto, muy convencido de ello, por su comportamiento en la lidia, su bravura, su duración y su casta; por ello, la presidencia accedió al indulto, no contemplado en una plaza de tercera en el Reglamento Taurino, y el torero simbólicamente entró con un pañuelo al toro, en lugar de con el estoque.

Morenito de Aranda salió feliz de esta faena, que compensó la primera en gran medida, y que le permitió que junto a Javier Castaño, quien también desarrolló una importante faena con dos orejas cortadas en el quinto, salieron en hombros por la puerta grande.



En el festejo también intervino Víctor Puerto, en lugar de Miguel Abellán, quien tras cortar la temporada aquejado de una insuficiencia renal, fue sustituido por el diestro madrileño.

Víctor Puerto no tuvo una buena tarde, recibió pitos y bronca en su lote, Javier Castaño silencio tras aviso y dos orejas, y Morenito de Aranda silencio tras aviso y dos orejas.

La corrida fue televisada por Castilla La Mancha Media, y en los tendidos se encontraba el periodista, Pedro Antonio Carreño, de raíces madridejenses, quien a la televisión regional le prestó unas palabras en defensa de la libertad de expresión, y también de la tauromaquia, a la cual también defendió, “por ser parte de la cultura de nuestro país”.

Además el madridejense, afincado en Madrid, relató brevemente, para toda Castilla La Mancha, la historia de la vieja Plaza de Toros de Madridejos, declarada BIC (Bien de Interés Cultural).



Comentarios