RAFAEL OSUNA CORRALES: “Madridejos ha sido una localidad que me ha tratado muy bien”

Rafael Osuna Corrales impulsor del judo en Madridejos

Rafael Osuna Corrales es el Presidente de Honor del Club Deportivo Body Training. Aunque no es madridejense de origen, pues procede de la vecina localidad de Villacañas, tiene vínculos muy cercanos al municipio de Madridejos, donde ha formado a una generación de judokas, que le recuerdan con afecto y cariño; otros van más allá, como el responsable del Club de Judo Body Training, el madridejense José Antonio Gómez Losada, de quien fue profesor, y a quien ha convertido en un referente del judo en la comarca de La Mancha. A principios de los ochenta impulsó el deporte en Madridejos, siendo la práctica del judo, una de las primeras disciplinas deportivas que se ofertaban en Madridejos a los niños y jóvenes.

¿Qué ha dejado usted de herencia al municipio de Madridejos?
El aprendizaje del Judo. La mayoría de los locales de aquí de Madridejos y de otras localidades cercanas fueron proyectos míos. En muchos de ellos he sido profesor, y he adiestrado en el judo a decenas de alumnos; además de haber conseguido que exista en Madridejos un Club Deportivo que se dedica a esta disciplina, formando a niños y jóvenes, que compiten a nivel nacional e internacional.

¿Dónde comenzó usted?
Empecé en Villacañas abriendo un gimnasio, después vine a Madridejos donde abrí otro, al que asistía como alumno el ahora responsable del Club Deportivo Body Training, José Antonio Gómez Losada; también puse otro gimnasio en Consuegra con Antonio Quijorna y también en Villarrubia de los Ojos. Luego también algunos de mis alumnos han abierto su propio gimnasio como, es el caso del Club Deportivo Body Training de Madridejos.

¿El gimnasio que usted abrió cómo se llamaba?
Gimnasio Madridejos. Estaba ubicado en la calle Alameda. Pero en realidad empecé a dar clases en el ahora antiguo instituto Valdehierro. Me llamó el exalcalde, Eugenio Rodriguez, y me dejó como local para empezar a trabajar, un espacio en el antiguo instituto. Allí estuve unos meses, y luego cuando vi que la gente se interesaba por el judo, decidí alquilar un local en la calle Alameda número 7, y estuve impartiendo judo en Madridejos durante 15 años.

¿Después dejó Madridejos?
No. Preparé a José Antonio Gómez Losada, cuando era cinturón marrón, a la vez que a otros dos madridejenses, que ahora pertenecen  a la Policía Local, Javier García-Moreno y Ángel López, que también eran cinturones marrones. Los que hoy ejercen como policías locales, no pudieron seguir por circunstancias personales, en aquella época, y fue con Jose, con quien tiré hacia delante.

¿Cómo conseguiste hacer de José Antonio Gómez Losada un profesor?
Él empezó viniendo a mis clases, y me ayudaba a enseñar a los chicos y chicas. Llegó un momento en el que me pidieron gente para dar clases en otros pueblos, y aproveché para mandar a Jose. Él al principio se mostró un poco escéptico, no se veía como profesor titular en un gimnasio, pero empezó tras año y medio de clases conmigo. Y el resultado ya se está viendo.

¿Y qué opina de su antiguo alumno, ahora profesor?
Pues estoy muy satisfecho con él, ha sido un alumno y es un profesor fabuloso.

Deja el Gimnasio Madridejos, prepara a un alumno para ser profesor ¿Y…?
Pues tuve la suerte de recibir una oferta económica muy importante, y le traspasé mi función de profesor titular a José Antonio Gómez Losada.  Le dejé solo las colchonetas, 80 alumnos y todo lo aprendido.

De  todo el tiempo que estuvo en Madridejos ¿que se llevó?
Madridejos ha sido una localidad que me ha tratado muy bien, y yo no le dejaba cualquier cosa. De lo que estoy más contento es que José Antonio Gómez ha sido en la enseñanza del judo, un enlace de continuidad a mi trabajo, él supo seguir y sigue mi línea.

¿Todavía tiene contacto con sus antiguos alumnos madridejenses?
Pues sí. Con motivo del VIII Campus Internacional de Judo que se celebraba el pasado fin de semana en Madridejos, tuve la alegría de recibir a dos de mis primeras alumnas, que empezaron siendo unas crías, María Ángeles Téllez Galán y Prado  Romero. Ellas llevan 20 años sin hacer judo, pero vinieron a saludarme, y lo consideré una visita cordial. Además tengo contacto con muchos otros.

¿El judo como deporte qué es?
El judo es más que la competición, el judo encierra muchos valores que hay que transmitirlos y aprender. El judo además es uno de los deportes más completos para niños hasta los 14 años, por eso tiene muchos seguidores.



Comentarios