LA PISCINA CUBIERTA MUNICIPAL EMPIEZA A SER UN PROBLEMA POR EXCESO DE GASTOS



El PP pidió que se diese una solución, incluso si era necesario “sacarla de nuevo a licitación”


HISTÓRICO LEGISLATURA Febrero 2016


La gestión económica de la piscina cubierta municipal comenzó a dar problemas antes del año 2016. Este tema estaba entre manos del equipo de Gobierno que trataba darle una solución y en la preocupación del PP, que también buscaba una solución lo más inmediata posible.


La piscina en febrero de 2016 tenía una deuda con el Ayuntamiento de 70.000 euros, mientras el Ayuntamiento seguía financiándola, le pagaba un canon de 6.000 euros mensuales.


Ante esta circunstancia, que comprometía al Ayuntamiento, era necesario darle una solución, así el grupo municipal popular exigió en el pleno de febrero de 2016 “darle una solución a este tema aunque haya que tomar decisiones por duras que sean”.


Los populares aportaron como una posible solución que se sacase la gestión de la piscina municipal de nuevo a licitación porque “los problemas que está creando son serios, no solamente para la empresa, sino también para el resto de ciudadanos: proveedores, personal…”, comunicaba el PP municipal.


Desde el equipo de Gobierno se estaba trabajando en este tema, y en ese momento se estaba estudiando a través de los servicios jurídicos municipales.


Según el PSOE, “se trata de un servicio público en el cual la empresa se tiene que ver compensada bien vía tarifas o bien vía subida del canon. Vía tarifas es algo que tenemos que sopesar mucho pues tienen que ser precios asequibles para la gente y por otro lado, sí es cierto que la empresa Gestión Deportiva ha instado al ayuntamiento para que de alguna manera se revise el contrato que tienen, porque hay un pliego de contratación en el cual se insiste en que para conseguir el equilibrio económico, puede haber unas medidas que se pueden contemplar, incluso la subida del canon y es lo que estamos valorando ahora a través de los servicios jurídicos municipales”.  


El Ayuntamiento, mientras se encontraba una solución a este tema y la empresa siguiese gestionando la piscina cubierta muicipal, se seguiría pagando el canon de más de 6 mil euros que le pagaba todos los meses.


Por otra parte el equipo de Gobierno pensaba en la posibilidad de revisión del contrato, la deuda estaba ahí y según el PSOE “además los problemas de la propia construcción de la piscina, y la mala ejecución de la misma, han venido a gravar más la situación de la piscina, así se han realizado una serie de obras que han incrementado mucho los gastos”.


Desde el PSOE ante esta situación, se intentaba solucionar el tema por dos vías, a través de la Consejería correspondiente, a quien se le había informado del estado de la piscina, y a través de los servicios jurídicos.

Comentarios