DECENAS DE VECINOS DE MADRIDEJOS PARTICIPAN EN UNA RUTA URBANA EN BICI

LA COMUNIDAD DE HERMANAS CLARISAS DE MADRIDEJOS CELEBRA EL JUNIORADO DE SOR JESSICA MARÍA FATSINI DELLA

Momento de la ceremonia


Decenas de vecinos de Madridejos, familiares de la exnovicia y amigos acudieron al acto que se celebró el sábado en el Convento de Santa Ana de Madridejos

Sor Jessica María Fatsini Della ha dado un paso más en su entrega a Dios a través de su vocación por los padres Francisco de Asís y Santa Clara tras la profesión de votos temporales en la Orden de Santa Clara.

El acto tuvo lugar en el Convento de Santa Ana de la localidad de Madridejos, en el transcurso de una Eucaristía concelebrada a la que asistieron familiares, amigos y vecinos del municipio de Madridejos el pasado sábado 8 de septiembre, Fiesta de la Natividad de la Virgen María.






Sor Jessica María de Jesús en este acto consagró su vida prometiendo guardar los consejos evangélicos e imitar a Jesucristo, siguiendo el ejemplo de San Francisco de Asís, aceptando la Regla de la Orden, siendo fiel a los votos de pobreza, castidad y obediencia.

Sor Jessica María de Jesús se considera, según expresó,  elegida por Dios, quien la llamó por su Gracia, y ante la Madre Abadesa, María Dolores Rodríguez prometió e hizo voto  a Dios Omnipotente de vivir seis años de pobreza, castidad y en obediencia, según la regla de las Hermanas pobres de Santa Clara.




La Madre Abadesa recibió los votos de Sor Jessica María de Jesús, quien pidió al Señor fortaleza y firmeza para que Sor Jessica María de Jesús pueda cumplir los votos prometidos.

La hermana  Jessica María de Jesús, tras profesar, recibió los signos propios de una hermana Clarisa: el velo negro, la Regla y las constituciones donde se expresa la forma de vida de las hermanas Clarisas, y el Cristo de San Damián.



La hermana Clarisa ofreció los escritos que cada día completan su vida espiritual: los escritos de Dios, los escritos personales de Santa Clara y San Francisco de Asís, y el Libro de la Misericordia de Santa Faustina.

El acto terminó con los agradecimientos de Sor Jessica María de Jesús, quien ante los feligreses confesó: “Al carisma que me ha llamado el Señor para ser su esposa, al carisma franciscano mariano, hoy más que nunca quiero andar con paso firme, ligero y apresurado, quiero caminar de tu mano madre, y con ayuda de nuestros padres Francisco y Clara poder seguir las huellas de nuestro Señor Jesucristo…”



Dio gracias a su madre y madrina, presentes en el acto, por su apoyo en su vocación, y especialmente al amor que le han entregado en su vida, “El Señor me ha permitido tener a la mejor madre y madrina del mundo quienes habéis estado siempre a mi lado.”

La hermana continuó diciendo: “Otro gran regalo recibiría después, cuando el Señor me llamó y sentí su voz en mi corazón, a una edad muy temprana, a mis catorce años de edad. ¡Qué precioso es volver atrás, pero también he decir que he pasado un desierto muy grande para encontrar la felicidad, para llegar a la tierra prometida, que ha sido Madridejos.”.



“Nunca me has dejado Señor, he estado entre la espada y la pared, y aprendí que lo que pasa bajo el cielo todo tiene una razón, y he de decir de mis hermanas que les agradezco el cariño recibido y la acogida que tuve aquel miércoles Santo de 2014. Gracias por quererme, y sobre todo por vuestro ejemplo de sacrificio ante el Señor”.

“A ti madre María Dolores tengo que agradecerte todo el cariño, amor, comprensión, paciencia... Gracias por cada palabra de aliento que me has dado…, por aceptarme como soy, y sobre todo porque en este tiempo me has ayudado a crecer muchísimo en el campo humano y espiritual…”

Sus gracias se extendieron a Santa Cara, a quien cariñosamente Sor Jessica María de Jesús llama “Clarita”, y a su compañera de comunidad Ana Isabel, con quien ha vivido las mejores experiencias del convento franciscano madridejense, junto al resto de hermanas”.

Agradeció a sus hermanos sacerdotes, que concelebraron la Eucaristía , y recordó a los vicarios de Madridejos, que no pudieron asistir a su fiesta eucarçistica, don Juanjo (hoy párroco de la Villa de Don Fadrique) y don David”.

Fueron múltiples los agradecimientos de esta joven hermana, que con devoción ha entrado en la Comunidad de Santa Clara de Madridejos, y que se despidió con cálidas palabras a lo largo de más de diecisiete minutos, dirigidos a todos los hermanos (familia, jóvenes…).

Sor Jessica Maria de Jesús ha cumplido cuatro de las seis etapas por las que pasa una monja hasta que alcanza la vida continua en formación permanente. Estas etapas han sido Aspirantado (un año de acompañamiento vocacional para clarificar la vocación); Postulantado (un año de postulantado para fortalecer su vida cristiana); Prenoviciado (un año de noviciado para fortalecer su madurez humana), Noviciado (dos años de noviciado para madurar su opción vocacional y prepararse a primera profesión); Juniorado (etapa que ha comenzado Sor Jessica María de Jesús y que vivirá durante seis años de votos temporales para profundizar en su vida religiosa); y tras ellos celebrará su segundo noviciado (que serán seis meses de preparación intensiva a la profesión perpetua) y  Formación Permanente (última etapa en la que se entregará a la vida continua en formación permanente).

Comentarios