EL TRABAJOADICTO



¿Qué es?


Trabajoadicto, comportamiento de una persona loca por trabajar. Quienes padecen esta adicción puede ver cómo se deterioran sus relaciones personales y para ellas quedarse en paro puede ser sinónimo de depresión.

Según un estudio  que han realizado la Universidad Politécnica de Valencia, la Universidad Jaume I y la Universidad del País Vasco, que concluye que entre un 10 % y un 15 % de la población activa sufre este problema.

Perfil del trabajoadicto

El trabajoadicto se jacta de que tiene mucho trabajo. Suele ser varón, de ciudad y de clase media-alta. No sabe delegar tareas a otras personas y le resulta complicado trabajar en equipo debido a los niveles de exigencia que pide a los demás.

El comportamiento de estas personas es compulsivo, y buscan una satisfacción inmediata. El trabajoadicto puede sentirse culpable si no está trabajando y esto le puede generar una subida de los niveles de ansiedad.

La necesidad de que les admiren es para ellos indispensable y elevada. Más que buscar dinero y beneficios económicos, tratan de alcanzar el mayor éxito posible, y, para ello, piensan que es necesario trabajar más horas de las que tiene pautadas.


La psicóloga los define como exigentes, competitivos e impacientes. Debido al ritmo de trabajo que llevan, los trabajólicos pueden tener serios problemas de salud.

¿Alto rendimiento o adicción al trabajo?

Mientras el alto rendimiento prolongado permite el cansancio de vez en cuando y disfrutar de otros momentos no laborales, los trabajoadictos están condenados a la irritabilidad, hiperactividad, e incluso pueden llegar a padecer anginas de pecho, infartos, ansiedad y estrés debido a su adicción al trabajo.

El profesional de alto rendimiento es capaz de parar y percibir el éxito que ha obtenido, mientras que el trabajoadicto es incapaz de darse cuenta de los logros conseguidos, y además no sabe cuándo parar de trabajar.



Factores ambientales que propician la adicción al trabajo

-Actividad profesional dedicada a las ventas agresivas.
-Culturas empresariales que premian la actitud que tienen los trabajoadictos.
-Miedo al despido, sobre todo en estos últimos años de crisis económica.



Consecuencias del problema
A nivel laboral

Aunque en un principio las horas extra pueden verse recompensadas con aumentos de sueldo o ascensos, a largo plazo la exigencia hacia los demás conlleva exigirles el mismo ritmo. No saben delegar, y eso puede generar conflicto en la empresa y mal ambiente. Les cuesta trabajar en equipo y no son capaces de rechazar ofertas de trabajo.

A nivel personal

Hay gente que se refugia en su puesto de trabajo para evadirse de problemas en casa o con la familia. Si se mantiene el ritmo, esa red de personas, que es necesaria en caso de que el trabajoadicto quede en paro, corre el riesgo de deshilacharse.  Aunque su entorno cercano le sugiera que están trabajando demasiado, como en el caso de cualquier adicción, no suelen ser capaces de reconocerlo y prosiguen con su estilo de vida.

Riesgos del paro para un trabajoadicto

Pueden tener ansiedad e incluso pasar de la adicción al trabajo a otras adicciones. Es importante que en ese momento cuenten con una buena red de apoyo. Esa red de apoyo ha de ser sólida, pero ha podido quedar deteriorada mientras el adicto al trabajo estaba en activo, debido a que ha priorizado su trabajo sobre su vida familiar y personal.

El trabajoadicto puede caer en una depresión profunda de la que resulta muy difícil salir. También, en esta situación, es frecuente que los adictos al trabajo piensen que no sirven para nada y su mundo, que hasta entonces ha estado centrado excesivamente en el trabajo, se venga abajo.


La terapia


Los empleos entre los cuales hay más trabajoadictos, suelen ser médicos, ejecutivos de banca, de finanzas o de consultoría y periodistas. Estos en  un principio niegan que tengan un problema, pero puede reconocerse y tratarse.

Ser consciente, por ejemplo, de que se trabaja 15 horas seguidas, de que se habla continuamente de ello y de que no se sabe de otras cosas que no sea el trabajo es un buen principio para abordar la adicción al trabajo.
La terapia a seguir por alguien que se ha dado cuenta de que es un adicto al trabajo no dista mucho de la terapia a seguir con cualquier adicción:

Conciencia de la adicción al trabajo


-Analizar de dónde y desde cuándo puede venir esa adicción
-Cómo y por qué se ha configurado esta manera de actuar
-Diseñar un plan de acción concreto, con horarios de trabajo, y, en paralelo, búsqueda de actividades para disfrutar del tiempo libre



Comentarios