SE APRUEBA UNA ORDENANZA PARA REGULAR LA RECOLECCIÓN DE SETAS EN LAS SIERRAS



Histórico-Legislatura 30-7-2015

La Corporación municipal aprobó, con los voto a favor de PSOE e IU-Ganemos, y en contra del PP, en julio de 2015 la primera ordenanza reguladora de la recogida de setas en el monte público nº 9, denominado “Sierras de Madridejos”, donde se venía practicando sin regulación la recogida de setas.

La finalidad de la ordenanza era regular la recolección de setas en la Sierras de Madridejos, ante el incremento de esta actividad, en ocasiones con carácter lúdico, otras de ocio y otras con finalidad económica.

Con esta ordenanza se pretendía controlar esta recolección, con una autorización previa, un registro de personas que vayan a realizar la recolección, un calendario de recogida apropiado, especificar qué especies se pueden recoger y  qué actividades estaban prohibidas en la recolección de setas.

La ordenanza también recogía y recoge las infracciones e indemnizaciones que pueden acarrear un mal uso de esta actividad

Potenciar esta actividad a nivel lúdico, educativo o científico

El equipo de Gobierno también presentó a aprobación esta ordenanza con el objetivo de potenciar la recogida de setas como una actividad lúdica, educativa y científica, después del resultado que tuvieron en 2014 la I Jornadas Micológicas en las Sierras, que recibierieron una buena participación.

En este sentido, la ordenanza aunque conlleva una tasa, también recoge unas bonificaciones y exenciones para que en este tipo de actividades organizadas la tasa no sea un impedimento para realizarlas.

Con esta tasa se impedía e impide la recogida de setas para fines económicos, la recogida de setas fuera de la época natural de las mismas; la recogida indiscriminada de especies;  la recogida con rastrillos u otras herramientas que pueda dañar al monte; el mal uso de los caminos públicos, cañadas y veredas que puedan causar perjuicios a los mismos o a terceros; la emisión de ruidos, destellos luminosos y otras formas de energía que pudieran perturbar la tranquilidad de las especies; remover el suelo de forma que se altere o perjudique la capa vegetal superficial; la recolección de setas en los lugares debidamente señalizados por montería o arrojar basura en el campo.

El periodo de aprovechamiento fijado fue del 1 de septiembre al 1 de diciembre, no pudiendo exceder de 4 kg por persona, existiendo cuatro tipo de infracciones: leves, menos graves, graves y muy graves; sancionándose desde los 750 euros las infracciones leves hasta los 3.000 euros las muy graves.



Postura de la oposición

El grupo municipal popular se manifestó de acuerdo en que se regulase la actividad micológica, pero no en “la discriminación en los importes de la tasa”, ya que los madridejenses no tendrían que pagarla; mientras que IU aprobó la propuesta, ya que según su portavoz, Diego Martín-Delgado “ regular el mal uso del Monte Público es beneficioso para todos”.



Comentarios