ADELGAZAR ES CADA VEZ MÁS DIFÍCIL

LA IMPULSORA DE LA CRUZ ROJA EN ESPAÑA

Foto de José Luis Montesino


Cuando se produjo el desastre de Annual (1921) la Duquesa de la Victoria (Carmen Angoloti y Mesa) fue enviada a África por la Reina Victoria Eugenia, en misión humanitaria. Asumió la responsabilidad y fue acompañada por María Benavente -sobrina del dramaturgo Jacinto Benavente- y Mimi Merry del Val.

Carmen y su equipo de enfermeras fueron recibidas con cierto escepticismo por las autoridades militares de Melilla, que consideraron el envío  de las enfermeras como u error y una frivolidad de la reina.

La duquesa de la Victoria se encaró con el responsable del cuerpo sanitario militar y le dijo: “O con usted o contra usted. Es orden de la reina y basta”.

La decisión de la duquesa de la Victoria la llevó a buscar espacios para habilitar hospitales, encontrar los recursos necesarios para poder organizarlos y poder tratar y curar a los enfermos y los heridos, desde las camas hasta el material quirúrgico.

El 4 de agosto de 1921 inauguró en Melilla el primer hospital en un antiguo seminario de los hermanos de la Doctrina Cristiana con capacidad para 100 camas, después el Ayuntamiento cedió una escuela y la transformó en un hospital con 200 camas.

Mientras, en Madrid, se consiguió que se instaurase el Día de la Banderita, para obtener recursos para la labor en las tierras africanas.

Tras los dos hospitales de Melilla, la duquesa extendió la labor humanitaria de la Cruz roja a las localidades de Larache, Ceuta, Chausen, hasta llegar a un total de 22 localidades, durante el tiempo en que fue presidenta de Cruz Roja Española.

Carmen Angoloti y Mesa, duquesa de la Victoria, estuvo al pie del cañón en el frente de Annual, donde murieron 13.000 españoles, ocupándose de cientos de heridos.



Comentarios