ADELGAZAR ES CADA VEZ MÁS DIFÍCIL

EL ORIGEN DE LA SANDÍA



La Fundación Española de Nutrición asegura que la sandía es una fruta milenaria, cuyo origen se sitúa en África tropical. Su cultivo se remonta a unos 3.500 años, en el valle del Nilo, tal y como lo demuestran los jeroglíficos y las esculturas halladas en el antiguo Egipto.

Se tiene constancia de más de 50 variedades de sandía que se clasifican en función de la forma de sus frutos, del color de la pulpa, del color de la piel, del peso o del periodo de maduración.

La sandía es la fruta que mayor cantidad de agua contiene (el 95% de su peso) por lo que aporta muy poca energía, y en general pocos nutrientes, aunque contiene cantidades apreciables de diversas vitaminas y minerales. Por todo ello es muy útil para dietas de adelgazamiento.

Entre las propiedades de la sandía se encuentran que su sabor es jugoso, dulce y refrescante; es súper hidratante; es interesante para las personas que cuiden su línea; se consume tal cual procedente de la nevera o procedente de un ambiente fresco; tiene propiedades diuréticas y es una fruta de temporada.

Comentarios