TODOS LOS VIERNES DEL AÑO SON DÍAS PENITENCIALES


Según el derecho canónico, todos los viernes del año son penitenciales, a no ser que coincida con una solemnidad. Y según normas de la Conferencia Episcopal Español, consiste en abstinencia de carnes. Pero puede ser sustituida, según la libre voluntad de los fieles, por cualquiera de las siguientes prácticas recomendadas por la Iglesia: lectura de la Sagrada Escritura, limosna, otras obras de caridad (visita a enfermos o atribulados), obras de piedad, (participación en la Santa Misa, rezo del Rosario, etc,).

Sin embargo, los viernes de Cuaresma debe guardarse la abstinencia de carnes, sin que pueda ser sustituida por ninguna otra práctica. La abstinencia de carnes dejará de ser obligatoria en los viernes que coincidan con una solemnidad y también  si se ha obtenido la legítima dispensa.



Comentarios