SONRÍA, POR FAVOR



Murmuración

Le preguntó una dama a don Antonio Cánovas del Castillo (político e historiador) si conocía algún medio para evitar la calumnia de la gente.

-Hay uno y es muy sencillo. Hacer lo que dicen que hacemos.



Humor

El escritor francés Eduardo Ourliac, amigo íntimo de Balzac, en alguna de cuyas obras se asegura que colaboró, era un hombre con un buenísimo sentido del humor y felices ocurrencias, de las que dejó reiteradas pruebas en las ingeniosas crónicas que público en Le Figaro.

Un colega le consultó en una ocasión sobre el título más conveniente para la novela que estaba preparando.

-¿Quizá haya en tu historia algún tambor?- preguntó Ourliac.
-No -contestó el otro, un tanto asombrado.
-Alguna trompeta- insistió.
-Tampoco.
-Pues ya está. Titula tu obra Sin tambor y sin trompeta.

Comentarios