SANTIAGO APÓSTOL, PATRONO DE ESPAÑA



La tradición española, a partir del siglo IX, afirma que los restos de Santiago fueron traídos a España y conducidos a la región de Iría, en Galicia, y allí sepultados junto a sus discípulos. desde el siglo XI se particulariza más, señalando el lugar donde se hallaban dichas reliquias y refiriendo el prodigio con que el año 814 fueron descubiertas: el Campus Stellae, es decir Compostela. Sobre esta tradición se basa toda la gran devoción de la Edad Media a este santuario, y se construyó la actual catedral, consagrada por Diego Gelmírez, en el siglo XII. En este estado siguieron las cosas hasta el siglo XIX.

Examen del sepulcro

El cardenal de Santiago, Miguel Payá y Rico, a partir del año 1878, hizo una serie de excavaciones en las cuales se descubrieron un sepulcro y unas reliquias, con lo cual, basándose en los testimonios de los técnicos, arqueólogos y médicos, el arzobispo dio un decreto en 1883 en que declaraba la autenticidad de las reliquias. Después de un nuevo examen, el Papa León XIII, en noviembre de 1884, por la bula Deus Omnipotems, confirmó la misma decisión.

Discusión sobre la autenticidad de las reliquias

Podemos admitir que las reliquias encontradas son las mismas  que allí se hallaban al poner la primera piedra de la catedral en 1077. Pero, ¿son en realidad las de Santiago y sus discípulos?.

El silencio de los escritores españoles hasta el siglo IX es un argumento contrario, y solamente en el siglo XI se nos refiere el hallazgo y el sitio donde se encontraron las reliquias. A pesar de estas dificultades, León XIII y las otras personalidades referidas declaran la autenticidad de las reliquias. En confirmación a ello, se puede aducir el testimonio de los catálogos bizantinos del siglo VII, que pueden interpretarse de un modo favorable a la tradición. Nuevas excavaciones de nuestros días parecen aportar algunos datos nuevos favorables a la misma.

Comentarios