CRUZ ROJA MADRIDEJOS IMPARTE UNA CHARLA EN EL CENTRO DE DIA SOBRE CÓMO COMBATIR LAS ALTAS TEMPERATURAS

Los mayores participaron con sus opiniones en la charla

La actividad programada dentro de la Semana del Mayor contó con gran asistencia de usuarios

Cruz Roja Madridejos ha hablado esta mañana sobre los efectos del calor y sus consecuencias  a través de la denominada “Campaña de educación sanitaria frente a las altas temperaturas” que ha impartido la voluntaria, Rosa Moreno, dentro de las actividades organizadas por el Centro de Día en la Semana del Mayor.

Los primero que anunciaba Rosa Moreno es que el próximo fin de semana llega la primera ola de calor de este verano en la que las temperaturas habituales para esta época subirán más de lo debido, por lo que será necesario que el cuerpo esté preparado para esa subida de temperatura, que suele ser “brusca”.

Las subidas de temperatura en época veraniega trae consigo la deshidratación y el agotamiento, por lo que el cuerpo que suele funcionar a una temperatura entre los 36º y 37º, debe subir de temperatura para habituarse a los condiciones climatológicas que suelen derivar en que el ser humano sude.

Los síntomas que ponen en alerta que se puede estar sufriendo un golpe de calor son el dolor de cabeza, que la temperatura corporal suba de golpe, se suda, puede aparecer confusión e incluso convulsiones.

Ante estas circunstancias si la persona que está sufriendo el golpe de calor está acompañada se la debe poner en un lugar fresco, echarle agua y llamar al 112, desde donde se va a informar cómo se debe actuar ante el golpe de calor.ç

Es recomendable que a la persona afectada se le pongan los pies en alto para mejorar su circulación aplicarle paños de agua fresca por todo el cuerpo.

En el caso de que el paciente sufra el golpe de calor en la calle nunca hay que aplicarle agua demasiado fría, sino del tiempo; se le debe dar agua a sorbitos y no a grandes tragos hasta que le baje la temperatura; hay que ponerla en la sombra; ponerle la cabeza de lado, los pies en alto y no meterle la mano en la boca.

Para evitar un golpe de calor no se debe salir ni hacer ejercicio en las horas centrales del día, sino a primera y última hora del días, intentando evitar estar en la calles desde las 12.00 horas de la mañana a las 18.00 horas de la tarde. En el caso que sea necesario salir en estas horas se deberá ir provisto de agua, abanico, sombrero, aplicarse crema solar de factor 50, protector de labios  y gafas de sol. Además es recomendable llevar puesto prendas de colores claros y evitar el negro o colores oscuros porque este tipo de ropa absorbe todos los rayos del sol y se sufre más calor.

No es conveniente si te encuentras en un lugar bajo el sol y sientes calor quitarte la camisa porque puedes quemarte, y si estás trabajando se debe parar de vez en cuando, beber agua y tomar algo ligero.


Las comidas en época de calor se deben reducir a las ensaladas de legumbre, pasta, vegetales, entre otras, y los gazpachos; además se debe tomar mucha fruta, preferentemente aquella que lleva agua como la sandía, la pera o el melón, entre otras frutas de temporada. Además es aconsejable beber entre 1,5 litros y 2 litros de agua al día. Intentar hacer 5 comidas al día y evitar el alcohol.




El calor en casa y en el coche

Para combatir el calor en casa se deben cerrar las ventanas en las horas centrales del día y abrirlas por la noche, utilizar el abanico, el ventilador o el aire acondicionado, y tener cuidado con dormir con el ventilador o el aire acondicionado.

Cuando entramos en el coche se debe encender el aire acondicionado pero se debe regular la temperatura para evitar que cuando paremos suframos un cambio brusco de temperatura al salir del coche, que podría provocar constipados; no se deben abrir las ventanas del coche, llevar agua y por supuesto no dejar a nadie dentro del coche mientras hacemos un recado por corto que vaya el tiempo que se vaya a utilizar, ya que la persona que se queda en el coche suele coger temperatura y quedar deshidratada.

En el caso de que salgamos de viaje o vacaciones, hay que descansar de vez en cuando, no tomar alcohol porque contribuye a que nos deshidratemos, ni bebidas con mucho azúcar.


Los colectivos más vulnerables ante una ola de calor suelen ser los mayores, las personas enfermas crónicas, las personas con discapacidad, las personas con sobrepeso y los niños.

Todas estas recomendaciones han sido las recibidas por los mayores del Centro de Día de Madridejos por parte de Cruz Roja, y tras la charla todos fueron invitados a unas brochetas de fruta y refresco, para empezar a combatir el calor que llega este fin de semana con fuerza.

La actividad ha sido organizada por la concejalía de Mayores del Ayuntamiento de Madridejos y ha colaborado el Consejo de Mayores, y la Asamblea Local de Cruz Roja de Cruz Roja Madridejos.


Comentarios