MADRIDEJOS CELEBRA EL 50 ANIVERSARIO DE LA PRIMERA MISA EN HONOR A NUESTRA SEÑORA DE VALDEHIERRO CELEBRADA EN SU ERMITA

Los romeros portan a la Virgen en procesión. Foto de Eloy Hernández Resa


La historia, vinculada a Juan Antonio Jiménez, fiel ex-devoto de la patrona y alcaldesa del municipio, ha sido recordada

Los madridejenses han vivido hoy, especialmente, la Romería en honor a Nuestra Señora de Valdehierro, al celebrarse el 50 aniversario de la primera misa que se le ofreció en su ermita actual, que se ubica en el paraje natural de "Valdehierro".

Hace 50 años, avistando uno de los montes más altos de los Montes de Toledo, el “Mingoliva” y junto al arroyo de “Valdehierro”, los madridejenses acudieron a la tradicional romería, tras la peregrinación que se hacía desde el municipio hasta el paraje de “Valdehierro”, unos 18 kilómetros, entonces utilizando, principalmente, tractores y remolques o carros tirados por burros y mulas, aunque también algún coche, para inaugurar la hornacina que se hizo a la Virgen con el fin de celebrar la Santa Eucaristía en su honor el 1 de mayo, que hasta entonces tenía lugar en la fachada de la casa de los forestales..

El alcalde de Madridejos, José Antonio Contreras Nieves, comenta que “ tras más de año y medio de trabajo, un grupo de personas de distintos gremios, consiguieron construir la primera ermita en honor a la Virgen de Valdehierro”.

La iniciativa partió de Juan Antonio Jiménez, ya fallecido, uno de los hijos más ilustres del municipio de Madridejos, devoto irrenunciable a Nuestra Señora de Valdehierro, a quien por sus aportaciones a la historia de Madridejos, se le tiene dedicada una calle en el municipio.

Posteriormente Nuestra Señora de Valdehierro fue nombrada patrona de  la Villa en 1987 y Alcaldesa Perpetua en 1990, convirtiéndose en la advocación mariana más venerada entre los madridejenses.

Este año con motivo del 50 Aniversario de la construcción de la ermita, en el programa de actividades de la romería madridejense se ha invitado a que expresen su saluda a distintos ex-presidentes de la Junta Directiva de esta cofradía, que a lo largo de estos 50 años han sido los encargados de organizar esta romería, y después en el mes de agosto, el Día de la Asunción de la Virgen y el 2 de febrero el Día de la Candelaria. Aurelio Fernández-Caballero Ávila, Luis Camuñas Delgado, Ángel Tendero, José Antonio Escalona, Vicenta Moreno-Cid Moreno y José Julio Gallego se han sumado en el programa al Saluda de la actual Junta Directiva, renovada en este último año y en la que ha sido reelegido como presidente, Jesús Gómez Durango.

El madridejense J. Francisco compuso en 1999 con motivo de la llevada de la Virgen a las Sierras el poema titulado “El último domingo de abril”, que ha sido recogido en el programa de actos, y en el que se enlazan seis coplillas versando el camino que lleva a Nuestra Señora de Valdehierro, vestida de pastora, acompañada de sus peregrinos, desde la iglesia de San Francisco hasta llegar la ermita de “Valdehierro”, pasando por la era Empedrada, la vereda, El Cerrillo hasta llegar a la explanada de “Valdehierro”, entre tomillos y jaras, romero y olivos. Además el programa incluye el himno que los madridejenses cantan a la Virgen.



El pasado domingo 29 de abril tuvo lugar el traslado de la Virgen a la Parroquia El Divino Salvador para celebrar la Santa Misa, que con motivo de este 50 Aniversario se tuvo lugar en la Parroquia, antes de la peregrinación a las sierras de la Virgen con los romeros.

Al término de la Eucaristía, que predicó al vicario parroquial, don David Sánchez Alonso, quien recordó a los congregados que “todo peregrinar es un signo de la propia vida”, y que en esta ocasión se peregrinaba poniendo los ojos en María, comenzó la peregrinación hasta Valdehierro, tras la bendición del peregrino.

Don David Sánchez Alonso recordó un principio que debe tener presente todo cristiano, “hay que amar más con las obras que con las palabras”, y así tras tocar el himno nacional la banda de cornetas y tambores de Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Piedad, los peregrinos comenzaron su camino, con una pañoleta que regaló la Junta Directiva de la Cofradía de Nuestra Señora de Valdehierro a cada peregrino.

Al llegar ante la iglesia que acoge durante todo el año a la advocación mariana, iglesia de San Francisco, la banda de cornetas y tambores tocó una pieza musical y los peregrinos bailaron a la Virgen en andas.

Continuó el camino y al llegar a la primera parada, en la era Empedrada, donde se suele rezar y cantar a la Virgen, se omitió la participación del coro, en memoria del fallecimiento de Felisa Rodríguez Durango, quien murió el 27 de abril, prima hermana del presidente de la Junta Directiva de la Cofradía, Jesús Gómez Durango. Felisa Rodríguez Durango en este mismo día, 29 de abril hubiese cumplido 56 años, y por ella se rezó un responso, en lugar de la oración y canto a la Virgen.

En el resto de paradas se rezó y cantó, a  la “Madre”, hasta llegar a la explanada de la ermita, donde se celebró otra misa. Por la tarde se trenzó el cordón en honor a la Virgen y se rezó el Santo Rosario de las antorchas.

El programa de actos continúo el lunes 30 de abril, día en el que tuvo especial participación la Junta Directiva de la Cofradía de Nuestra Señora de Valdehierro, quien recogió los hornazos y donaciones para celebrar la rifa del 1 de mayo.

En este día los jóvenes de Madridejos, y otros llegados de la comarca,  suelen acampar en la sierras para celebrar la romería, quienes cada año le ponen mayor ilusión, pues supone una reunión de amigos en un entorno natural, especial por sus características ambientales.

A las 22.30 horas se celebró la tradicional hoguera y se proyectaron imágenes de la romería celebrada a lo largo de los últimos cincuenta años, 1968-2018.



Hoy día 1 de mayo, las temperaturas no han subido de los 16 grados, ha habido nubes y claros, el viento no ha sido fuerte y se ha presentado el día especial, a nivel climatológico, para pasarlo a gusto en la sierras, ni con frío, ni con calor.

A las 8 de la mañana la Junta Directiva de la Cofradía estaba repartiendo chocolate con bizcochos entre todos los romeros y la misa, que tuvo lugar a las once, del 50 Aniversario de esta tradicional romería ha sido concelebrada, y  presidida por el madridejense don Alfonso Portanova, a quien también se le felicitó por coincidir este día con el 50 Aniversario de su ordenación sacerdotal.

La Virgen ha procesionado tras la Eucaristía por la explanada como cada año y al término de la procesión se ha descubierto una placa conmemorativa del 50 aniversario.

A las 2 de la tarde se ha celebrado la rifa de los hornazos, dulce típico del mes de mayo que está compuesto en su elaboración más sencilla por harina, azúcar, huevo y anís, con la típica cruz que encierra al huevo cocido; y los objetos donados por los madridejenses. Con ocasión de la romería se donan los típicos hornazos bordados, de mejor gusto para el paladar.

La cooperativa “Econo” de Madridejos ha elaborado un hornazo gigante con 300 huevos cocidos, que a las seis de la tarde se repartía entre los romeros con motivo de este 50 Aniversario.

Como es tradicional en el mes de mayo tras el reparto del hornazo gigante ha tenido lugar el rezo del Santo Rosario y Canto de las Flores a la Virgen, canto que se sucederá a lo largo del mes de mayo día tras día en distintas ermitas e iglesias de Madridejos, así como en algunos colegios y casas particulares. En la iglesia de San Francisco se celebrará todas las tardes a partir de las 19.00 horas.

Esta romería se lleva a cabo año tras año gracias a la colaboración desinteresada de la Junta Directiva de la Cofradía de Nuestra Señora de Valdehierro, que preside, Jesús Gómez Durango en este 2018, de las camareras y cofrades de la Virgen, de Protección Civil, Cruz Roja, Servicios Sanitarios, Cuerpos de Seguridad, trabajadores de los Servicios Municipales, ASODEMA, asociaciones locales y de la Banda de Cornetas y Tambores de Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Piedad; además de la participación de las concejalías de Sanidad y Medio Ambiente, quienes han invitado a todos los romeros a colaborar con el respeto de la naturaleza, siguiendo una serie de normas como la de no tirar basura al suelo, pues  se han puesto contenedores, no dejar fuegos encendidos y procurar evitar daños ecológicos, entre otras normas.




Acto conmemorativo 50 Aniversario y continuación de los actos en honor a María Santísima de Valdehierro

El próximo 19 de mayo a las 22.00 horas la Junta Directiva de la Cofradía de Nuestra Señora de “Valdehierro” celebrará en la Casa de la Cultura de Madridejos el Acto Conmemorativo del 50 Aniversario de la celebración de la romería madridejense.


El pregón correrá a cargo de Jesús Manuel Plana Morales, se hará entrega de distintivos y condecoraciones y actuará la Banda de Cornetas y Tambores de Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Piedad.

El programa de actos con motivo del 50 Aniversario continuará el próximo sábado 5 de mayo con el XV Festival de Cantos de Mayo en el que intervendrán siete asociaciones, coros y grupos de coros y danzas ante la imagen de la Virgen a puertas de su ermita; y ya el domingo 6 de mayo Nuestra Señora de Valdehierro volverá a su casa, en la iglesia de San Francisco donde se celebrará una Eucaristía en honor a los hermanos fallecidos de la cofradía.

Aurelio Fernández-Caballero Ávila antiguo presidente de la Junta Directiva recuerda al fundador de la ermita de “Valdehierro” con motivo de este 50 Aniversario

El ex-presidente de la Junta Directiva de Nuestra Señora de Valdehierro, Aurelio Fernández-Caballero Ávila ha recordado la memoria del fundador de la ermita Juan Antonio Jiménez en tiempos del coadjutor de la Parroquia, don Marcelino Casas. Juan Antonio Jiménez fraguó la idea de crear en principio un tipo de altar u hornacina para poner a la Virgen y celebrar el 1 de mayo, con la ayuda de todo aquel madridejense que se  prestase a llevar a cabo el proyecto, que en principio contaba con el permiso del Ayuntamiento, pero no con la cesión de terrenos.

Al final aquella hornacina quedó en lo que hoy es la puerta de la ermita, tras elaborar, más tarde, un proyecto que se ajusta a la construcción actual. El pueblo se volcó con la construcción de la ermita quienes podían participar, prestando sus tractores para recoger piedras y arena. Comenzaron las obras, empezando por la plataforma y el agua que se necesitaba se recogía del pozo que se encuentra tras la Casa de los Forestales.Un 2CV del madridejense conocido como “Mila”, sirvió en los primeros meses para el transporte, como ambulancia y coche escoba, hasta que se prestó la ambulancia de El Cristo, Cruz Roja y más tarde Protección Civil.

La construcción de  la ermita de Nuestra Señora de Valdehierro, al final se convirtió en un proyecto de todos los madridejenses, para todos los madridejenses. que acabó con el encalado de la construcción en blanco y azul.

Así a partir del 1 de mayo de 1968 se empezó a decir a la Virgen la misa en su propia ermita y no en la fachada de los forestales, donde la Virgen tenía su altar cada 1 de mayo.

La ilusión en este proyecto continuó con el paso de los años, así se decidió hacer el traslado de la Virgen desde su iglesia a la ermita vestida de pastora, se incorporaron los niños alabarderos para escoltar a la Virgen, siendo ellos la imagen de la inocencia de la Santísima Madre o se donó el estandarte por una persona que al igual que el promotor del proyecto, Juan Antonio Jiménez eran devotos de la Hermandad de la Virgen del Rocío.

La hornacina inicial se amplió hasta conseguir una ermita, la actual que visitan los madridejenses, con salas adyacentes donde se encuentra la tienda, la sala para almacenamiento de objetos de culto, y una sala para reuniones y ágapes.

El denominado por los madridejenses, "Día de mayo" se ha celebrado con el fervor mariano que merece la Virgen quien espera a lo largo de toda la semana a los madridejenses hasta que acabe su estancia campera en las sierras.



.




 

 

Comentarios