CAMUÑAS CELEBRA LA FIESTA DEL CORPUS CHRISTI REPRESENTANDO EL AUTO SACRAMENTAL DE “PECADOS Y DANZANTES”

Momento de la Eucaristía en la que los Pecados están fuera del templo

La Plaza del Reloj o Plaza de Ramón y Cajal, y su entorno, han sido adecentados por el Ayuntamiento para la celebración del Corpus 2018, que hoy Jueves del Corpus, ha estado repleta de público interesado en esta fiesta, llegado de distintos lugares de España y por supuesto de público de la comarca y vecinos de la localidad.




El Corpus Christi de Camuñas, declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional y Bien de Interés Cultural, ha celebrado esta mañana esta fiesta, que identifica a la población toledana, a nivel nacional e internacional, por la característica representación del Auto Sacramental de “Pecados y Danzantes”.

El origen de esta fiesta podría remontarse a los siglos XVI y XVII, cuando las danzas adoptaron la argumentación de Auto Sacramental y empezaron a ofrecerle al "Señor de los cielos" un buen tributo de ritmo y música, adornaban la pequeña zona con su fervor religioso.



A lo largo del tiempo la fiesta ha sido dotada de muchas interpretaciones distintas, hasta hoy, que viene a ser un auto sacramental mímico, la confrontación entre el bien y el mal.

En la procesión intervienen dos grupos, los Pecados y los Danzantes, como indica el nombre de la fiesta. Los Pecados son imponentes de ricos atuendos, larga vara, y una horrible careta que les delata su maléfica misión, representan todo lo mundano y maligno los pecados y defectos del hombre y los Danzantes son las virtudes y representan al bien, de careta muy nariguda, son muy alegres y tienen como fin la encarnación de las almas benéficas, utilizan la música en su representación al contrario que los pecados que utilizan los gritos, alaridos, el fuego de la pólvora y el arrastrar de sus varas. Ambos grupos están organizados internamente con una fuerte jerarquización.



La representación ha comenzado mucho antes de la misa de la mañana, empieza dentro en cada grupo, independientemente en cada una de las casas donde se reúnen para celebrar estos días, haciendo un recorrido previo a la misa con motivo de recoger al párroco del pueblo y a las autoridades del mismo.

Una vez comenzada la misa son los Pecados los únicos que quedan fuera del Templo y es al término de esta cuando comienza la procesión.

En la Plaza del Reloj, los Pecados lanzan una ofensiva contra el bien, y un disparo anuncia la llegada de "La Pecadilla", parece buena, para engañar a los Danzantes, peor la parte superior de su vestimenta revela su maléfica misión.



Después de la Pecadilla viene el "Pecado Mayor". Su vestido negro y su careta de cerdo simboliza al demonio, un horrible aullido acompaña a su ataque.

Luego entra el resto del grupo, que intenta encarnar a a las fuerzas malignas y los pecados del mundo.

A continuación llega "El Correa", que acaba la batalla, su serenero rojo viene a emular los Pecados del mundo, después todos los Pecados caen humillados.

Tras la intervención de los Pecado,  los Danzantes comienzan a "Tejer el cordón", una danza muy trandescental. Las filas están encabezadas por la Prudencia, a la fila izquierda, y el cordel, a la derecha que representa la justicia. También participa el judío mayor, un personaje inmóvil que emula la ceguera de la fe. El "Capitán" que representa la caridad, el "alcalde" tiene a su cargo la interpretación de la esperanza. El "Tambor" encarna la Templanza y la "Porra", la fortaleza.



En el centro de la formación está la "Madama", de importante influencia francesa en el nombre, es un personaje femenino, de careta lampiña. La "Madama" va recorriendo las dos filas de danzantes, y los toma tras ella para formar una larga columna, cerrada por la caridad. Luego viene la procesión por las calles del pueblo, atraviesan casi toda la localidad, sobre todo por la zona oeste, y pasa por calles principales como Veracruz, Grande o Alcázar.


En la procesión participan hombres del pueblo de todas las edades, ya que desde que hacen la comunión los niños pueden pasar a formar parte de cualquiera de los grupos.

Esta es la fiesta central del Corpus Christi en Camuñas pero son 4 días de actos que empiezan el miércoles de vísperas por la tarde y terminando el domingo de esa semana, también llamado domingo de la Octava pasando por el jueves del Corpus Christi y el viernes de tiznaos.

Fuente: Pecados y Danzantes de Camuñas.

Comentarios