LA RESURRECCIÓN HA LLEGADO A MADRIDEJOS Y AL MUNDO

El Encuentro

Decenas de madridejenses de todas las edades han celebrado la Vigilia Pascual


La Resurrección de nuestro Señor Jesúcristo ha llegado a Madridejos y al mundo. La iglesia parroquial El Divino Salvador, la ermita del Santísimo Cristo del Prado y la iglesia del convento de Santa Ana, donde se recogen las Hermanas Clarisas, han sido los tres puntos de encuentro para celebrar la Vigilia Pascual, completando así el Triduo Pascual de la Semana Santa 2018, Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.


Los actos han comenzado a las 22.00 horas en las dos iglesias y ermita, donde han celebrado los cristianos de Madridejos, en esta noche, anterior a la Pascua de Resurrección, que Cristo con su resurrección demuestra cada año que ha vencido a la muerte y por lo tanto al pecado.


Los actos litúrgicos comenzaban con el Lucernario o bendición del fuego que en la iglesia de las Hermanas Clarisas ha tenido lugar en su huerto, donde el vicario parroquial, don David Sánchez Alonso ha iniciado el rito litúrgico despertando la luz en el Cirio Pascual, desde donde se han prendido las velas de los congregados tras llegar a la iglesia.


Don David Sánchez, explicaba con la luz es el principal signo de esta noche, ese signo que aleja al cristiano de las tinieblas.




Tras el Lucernario.ha tenido lugar la Liturgia de la Palabra donde se ha dado lectura al Antiguo Testamento, parte del Génesis con que se inicia la BIblia en la que se relata la creación del mundo; y el Nuevo Testamento donde se ha aludido a las grandezas que Cristo hizo por los cristianos, liberándolos de la muerte mediante el bautismo y abriendo así las puertas a la vida eterna.


La tercera parte de la liturgia, ha sido la llamada Liturgia Bautismal, momento en el que  se han renovado las promesas de bautismo, momento en el que muere el hombre viejo y nace el hombre nuevo.


La última parte de la liturgia se ha centrado en la Eucaristía donde se entra de lleno en el tiempo de Pascua y los cristianos manifiestan su alegría y gozo por el gran misterio de la resurrección que une la fe de todo cristiano a Cristo.


“En la eucaristía recibimos al mismo Cristo vivo y resucitado”, decía el vicario parroquial “ y tras esta celebración con el comienzo de la Pascua pasarán 50 días hasta llegar a la Ascensión y Petencostés, tiempo en el que estará encendido el Cirio Pascual”.


La celebración terminó cantando el Regina Coeli o Reina del Cielo, dirigido a la Virgen, a quien se le canta para despertar su alegría porque “l hijo que llevó en su vientre ha resucitado”.




Concluida la Eucaristía que estuvo participada por las Hermanas Clarisas, varios madridejenses portaron la imagen de la Virgen, que se dirigió al Encuentro de su hijo, Cristo Resucitado que salía de la iglesia Parroquial El Divino Salvador.


En el Arroyuelo como cada año y presidido por la Junta de Cofradías, tuvo lugar El Encuentro, al que acudieron decenas de madridejenses, anunciando la Buena Nueva: “¡Cristo ha resucitado!”.


La Resurrección ha sido celebrada por los cristianos a nivel mundial, así el Papa ha predicado que la “resurrección nos invita a romper la rutina y a renovarnos”.


Comentarios